La Junta invertirá 50 millones en reforestación de la Sierra de la Culebra

La Junta invertirá 50 millones en reforestación de la Sierra de la Culebra

ZAMORA, 20 Dic.

La Junta de Castilla y León destinará cerca de 50 millones de euros para el Plan de Reforestación de la Sierra de la Culebra en Zamora, el cual dará comienzo durante la primavera, según ha anunciado Miguel Ángel Arranz, director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, esta mañana en Zamora.

Este proyecto de reforestación se llevará a cabo en aquellas áreas donde ya se ha extraído la madera quemada y donde el bosque no ha podido regenerarse por sí mismo. Se utilizará maquinaria especializada y se llevará a cabo la plantación de árboles para su recuperación.

Arranz ha afirmado que la Junta de Castilla y León aprovechará esta intervención para fortalecer la resistencia de la Sierra de la Culebra frente a futuros incendios. Para lograrlo, se plantarán árboles de combustión más lenta en comparación con los pinos resineros, que son los más comunes en la zona.

Además, se crearán zonas abiertas dentro del bosque, aprovechando las áreas húmedas y con menos densidad de árboles, para que no lleguen hasta los núcleos urbanos. Arranz ha destacado la importancia de la colaboración entre la Junta, los ayuntamientos y los propietarios de terrenos quemados.

La mayor parte del presupuesto del plan de reforestación se destinará a tratamientos silvícolas para prevenir enfermedades y recuperar el suelo después de los incendios. Se asignarán más de veinte millones de euros para esta tarea, junto con otros diez o doce millones para la reforestación propiamente dicha y más de diez millones para el tratamiento de plagas, que son comunes después de los incendios y preocupan a las autoridades regionales.

En breve, se lanzará una convocatoria de subvenciones de cuatro millones de euros para que los propietarios de terrenos quemados puedan reforestar con plantas autóctonas, dando prioridad a especies como el castaño, el roble y en algunos casos el nogal.

Según Arranz, se estima que pasarán décadas para que el bosque vuelva a ser como era antes de los incendios, pero ha remarcado que ya hay zonas donde se puede realizar ciertas actividades. En el corto plazo, habrá más pasto y la caza se está recuperando a buen ritmo. Sin embargo, en el ámbito micológico, algunas especies tardarán entre ocho y doce años en reaparecer. Para la explotación de la madera, habrá que esperar entre veinte y treinta años.

Hasta ahora, la Junta ha extraído 1,2 millones de metros cúbicos de madera quemada de la zona, lo cual representa el 80% del total destruido en los incendios de junio y julio de 2022. El plazo establecido para estas extracciones, que termina el 31 de diciembre, se extenderá debido a la dificultad de encontrar salida en el mercado para las últimas extracciones de menor calidad. Se espera que para finales del primer trimestre de 2024, toda la madera quemada haya sido retirada de La Culebra, quedando solo pequeñas cantidades en áreas muy específicas.

Tags

Categoría

Castilla y León