• jueves 08 de diciembre del 2022

La Junta pone en marcha el protocolo sanitario para contener el brote de lengua azul en Salamanca

img


VALLADOLID, 15 Oct.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural puso en marcha el protocolo sanitario para contener el brote de lengua azul en Salamanca, en el contexto de la implementación del programa de supervisión de esta patología en España.

Según afirma este sábado en un aviso la Junta, merced a los servicios veterinarios oficiales este viernes 14 de octubre se activó dicho protocolo por síntomas compatibles con el serotipo 4 del virus de la lengua azul detectados en una explotación de ovino del concejo de Ciudad Rodrigo (Salamanca), que hasta la actualidad se encontraba considerada con el estatus de Zona Libre de esta patología.

Según el Ejecutivo, se procedió inmediatamente a la comunicación de esa situación al Ministerio, y, confirmada la existencia de la patología por la parte del muestreo enviado a laboratorio, a la inmovilización de la explotación, así como dicta el protocolo sanitario.

Una vez afirmado el foco, las medidas legales consisten en la vacunación obligatoria de las entidades veterinarias perjudicadas y en el lugar de una región de inmovilización cerca del origen del foco: Zona de inmovilización de ganado bovino y ovino en un radio a la redonda de 50kilómetros del foco positivo y vacunación obligatoria en este perímetro.

Asimismo, se establece la vacunación facultativa en un radio de cien km, al tiempo que la movilización de ganado a matadero está tolerada para todas y cada una de las cabañas y los movimientos para vida se dejan con PCR negativa.

Los animales bóvidos susceptibles de vacuna se levantan a 260.000 y los ovinos 110.000 y van a recibir una única dosis el ganado ovino y doble dosis el bovino (con 3 semanas de intercalado entre la primera y segunda dosis).

Se tiene sosprechado asignar 4 equipos de veterinarios para ovino y otros 24 equipos para bovino, a lo largo de 50 días de trabajo que se cree va a durar la vacunación de los animales de las cinco entidades veterinarias perjudicadas: Ciudad Rodrigo, Sequeros, Tamames, La Fuente de San Esteban y Lumbrales.

En toda la región de restricción se están construyendo trabajos de visita, censado y verificación de sintomatología clínica, tal como sugerencias a los ganaderos a fin de que extremen las medidas de bioseguridad.

Finalmente, la Junta ten en cuenta que el potencial de transmisión al hombre de este virus es nulo, ya que hablamos de un virus provocado por un mosquito que únicamente perjudica a rumiantes.

Más información

La Junta pone en marcha el protocolo sanitario para contener el brote de lengua azul en Salamanca