Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

La lluvia reduce la afluencia de personas en el Lunes de Aguas en Salamanca.

La lluvia reduce la afluencia de personas en el Lunes de Aguas en Salamanca.

En Salamanca, la celebración del Lunes de Aguas atrae a miles de personas a las orillas del río Tormes, en un ambiente que se llena desde temprano para llevar a cabo esta festividad tradicional que se celebra cada año el lunes después de Pascua. Este año, la lluvia hizo acto de presencia desde la mañana temprano, pero eso no impidió que algunos salmantinos salieran a la calle para disfrutar del hornazo en compañía de familiares y amigos.

Las raíces de esta festividad se remontan al siglo XVI, cuando el rey Felipe II emitió unas normativas relacionadas con la moralidad de la época y la práctica sexual con prostitutas. Estas mujeres debían ser trasladadas obligatoriamente fuera de la ciudad durante la Cuaresma, y debían cruzar el río Tormes desde el Miércoles de Ceniza hasta una semana después del Lunes de Pascua.

El encargado de llevarlas en barca era un religioso apodado 'Padre Putas', quien también se encargaba de traerlas de vuelta a Salamanca. De esta manera, la ribera del Tormes se llenaba de estudiantes esperando su regreso.

Esta tradición ha evolucionado con el tiempo y se ha convertido en una festividad familiar muy popular en la ciudad. Grandes y pequeños, familias completas, disfrutan de un día al aire libre en compañía, compartiendo el hornazo como plato principal de la jornada.