Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

"La mayoría de municipios en CyL tienen acceso limitado a servicios de fibra óptica"

En la comunidad de Castilla y León, se ha revelado que es la región de España con menos acceso a fibra, con solo 35 de los 2.248 municipios que ofrecen más de una opción para contratar este servicio. Esto se desprende de un informe elaborado por Roams a partir de datos de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, según informa Europa Press.

Estos 35 municipios están catalogados como zonas competitivas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), lo que significa que cuentan con al menos tres operadores que han desplegado un 20 por ciento de fibra en los hogares de Castilla y León.

Según Roams, la razón principal de esta falta de acceso a fibra en la región se debe a su difícil orografía y gran dispersión geográfica, lo que dificulta y encarece la expansión de infraestructuras de telecomunicaciones por parte de las operadoras.

En términos demográficos, los 35 municipios con acceso a múltiples redes de fibra albergan una población de más de 1,4 millones de habitantes, lo que representa cerca del 60 por ciento de la población total de Castilla y León, según datos del INE.

Algunas localidades como Ávila o Soria solo ofrecen acceso a redes de fibra óptica en la capital, mientras que en provincias como Segovia y Zamora, además de las capitales de provincia, municipios como Cuéllar y Benavente también cuentan con opciones competitivas.

En áreas como Burgos, Palencia, León, Salamanca y Valladolid, varias localidades ya disfrutan de la disponibilidad de varias redes de alta velocidad de diferentes operadores.

Por otro lado, aproximadamente 2.213 municipios en Castilla y León se encuentran en zonas no competitivas, lo que significa que dependen de Telefónica para acceder a fibra óptica. Esto convierte a la región en la de mayor porcentaje de territorio sin acceso a múltiples redes de fibra en España.

Para los más de 959.000 habitantes de estas áreas, las únicas opciones son contratar fibra a través de Telefónica o buscar compañías que alquilen su infraestructura. Otras alternativas como el satélite o el 4G también están disponibles, pero suelen ser más caras que la fibra, con velocidades inferiores y precios promedio más altos, según datos de Roams.