• martes 06 de diciembre del 2022

La 'Operación Drache' entra este viernes en los reportes de la fiscal y las defensas

img

La acusación pública sostiene sus necesidades para los siete que quedan en el banquillo y que suman 62,5 años de prisión

Entre los 2 imputados que continuaban en busca y atrapa, Sergio G.G, fué detenido y ha pactado una condena que va a haber de ratificar

VALLADOLID, 27 Oct.

El juicio por la llamada 'Operación Drache' contra el tráfico de drogas efectuada en el mes de febrero de 2020 por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Ertzaintza entra este viernes en los reportes del fiscal y de las defensas de los siete imputados que aún prosiguen en el banquillo, una vez que en la primera día, conmemorada el día 17, otros diecinueve cerraran pactos con la acusación pública que les permitió conseguir una esencial reducción de penas.

La última de las jornadas está ahora reservada a los alegatos de las partes que comenzará la fiscal del caso, quien ahora ha adelantado este jueves su intención de sostener inamovibles sus necesidades como condena para los siete acusados, que globalmente se elevan a 62,5 años de prisión por un delito contra la salud pública, en la modalidad de evidente relevancia, y pertenencia a conjunto criminal.

Las condenas pedidas fluctúan entre los diez años y 900.000 euros de multa para el supuesto líder, el vasco Ibón A.M, y la búlgara Tsonka V.Z, apodada por la policía como 'la reina del speed', y los ocho años y medio y también idéntica multa a los que se dan a conocer Javier D.G, Daniel G.C, Ibón M.A, Arturo F.M. y Jonathan C.P, según detallaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Por su lado, las defensas se han adherido a la solicitud de nulidad de las escuchas telefónicas efectuada por el letrado de Javier D.G. y han pedido un fallo absolutorio para sus sponsoreados. El letrado de Tsonka V.Z. fué el único que ha planteado una opción alternativa, en el caso de condena, de tres años por delito contra la salud pública--excluye la evidente relevancia--y otros seis meses por pertencia a conjunto criminal.

En las últimas horas se ha conocido del mismo modo que entre los 2 imputados que continuaba en busca y atrapa y no se había anunciado al juicio, Sergio G.G, fué detenido por la policía y está pensado que respecto a él se celebre próximamente una vistilla donde confirmará la sentencia pactada con la fiscal del desarrollo.

Las indagaciones, que se empezaron en la ciudad más importante pucelana, concluyeron con la detención de 32 personas --16 en País Vasco, once en Valladolid, 2 en Sevilla, una en Asturias, otra que estaba ahora en prisión y otra que está en calidad de investigado-- y la ocupación de 200 kilos de sustancia valorada en prácticamente quinientos mil de euros, 4 armas, 45.000 euros en metálico y 12 automóviles.

Así como apuntó en su día el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, las pesquisas se empezaron en el mes de abril de 2019 con un bar El Rincón del Cómico, ubicado en la ciudad más importante pucelana, como epicentro desde el que se proveían artículos alucinógenos y estupefacientes tanto en la localidad como en la provincia.

Entre los investigados estaba "en la cúspide" de la organización una 'vieja famosa' de la Policía Nacional apodada 'La reina del speed', Tsonka V.Z, de nacionalidad búlgara, que estaba en independencia una vez que en una operación en 2018 se le incautaran diez kilogramos de speed.

Las aclaraciones conseguidas, las hipótesis de trabajo y las indagaciones efectuadas, entre ellas los 'pinchazos' telefónicos completados, llevaron a Guardia Civil y Policía Nacional de Valladolid a suponer de la actividad criminal de "mayor alcance" de un conjunto que se dedica al tráfico de sulfato de anfetamina, heroína, cocaína y cannabis.

La explotación de la operación se efectuó en múltiples fases. La primera de ellas arrancó el 23 de diciembre de 2019 con la detención de 2 personas, 2 transportistas que desde Sevilla exportaban mariguana "de enorme calidad y contenido elevado de THC" famosa como Skunk a Alemania y Holanda. A ellos se les ocupó 140 kilos de cogollos.

Desde esos países, y utilizando el viaje de vuelta, se "importaba" speed y heroína que llegaban a Vizcaya donde estaba el "jefe del entramado", Ibón A.M., de 38 años, que era propósito de la Ertzaintza, y que había sido detenido en 2011 en Rumanía en posesión de 150 kilos de cocaína en una operación policial donde intervino la DEA, la agencia antidroga de america.

El presunto líder de la organización tenía contactos en el extranjero, "no tocaba la sustancia" y actuaba "por encargo", lo que "complicaba" la investigación. Además, tenía un cobrador que era un exboxeador profesional, según explicaron en su instante mandos de los diferentes cuerpos.

En esta etapa, se generaron 16 arrestos y 19 registros domiciliarios. Las actuaciones se hicieron en Bilbao, Loiu, Galdakao, Getxo, Urduliz, Lezama Erandio, Sestao y Tolosa.

Por ejemplo patentizas, en esas inspecciones se intervino mucho más de un kilogramo de heroína. En la vivienda del líder de la banda se incautaron 22.000 euros ocultos en distintos sitios, entre ellos en la depuradora de la piscina.

La tercera y última etapa se desarrolló en la provincia de Valladolid, donde se realizaron once detenciones y 14 registros (12 domiciliarios y 2 en locales de ocio), tanto en Valladolid capital, como Esguevillas de Esgueva y Cigales.

De este modo, se desmantelaron 4 plantaciones de cultivo de mariguana indoor, tres en Vizcaya y una en Cigales (Valladolid), y todo lo preciso para esta clase de cultivos, como aparatos climatizadores, focos con lámparas de enorme consumo, humidificadores, ventiladores, bombas de agua, e inclusive un generador de ozono que usaban para normalizar y también remover los fragancias. Asimismo se desmantelaron 2 locales de adulteración y empaquetado de speed en Urduliz y Valladolid.

En la ciudad de Esguevillas de Esgueva radicaba entre los 2 'guardadores' de 'La reina del speed', un varón que contaba en su historial con 23 detenciones, 4 de ellas por tráfico de drogas y que adoptaba varias cuestiones de inseguridad con el propósito de no ser reconocido. Éste era el responsable de la recepción de la heroína y speed en la provincia de Valladolid, para ahora seguir a su distribución y venta, tanto en Valladolid como en diferentes puntos de Castilla y León.

Por último, el 31 de enero de 2020 se procedió a la detención de otro integrante de la organización en la ciudad asturiana de Luarca.

Entre el material ocupado en la operación figuraban 155 kilogramos de mariguana 'Skunk', 6 kilogramos de speed, 1,2 kilogramos de heroína, 205 gramos de cocaína, 3000 plantas de mariguana, 1,7 kilogramos de hachís, 45.000 euros en metálico, 7 kilos de substancia de corte, 4 armas, alguna de ellas robadas, y doce automóviles, con placas falsas en alguno de ellos.

Guardia Civil, Policía Nacional y Ertzaintza daban de esta manera por desmantelada entre las organizaciones delincuentes dedicadas al narcotráfico "mucho más activas" de la geografía de españa, que operaba asimismo a nivel europeo, importando y exportando a otros países de la Unión Europea estas substancias.

Más información

La 'Operación Drache' entra este viernes en los reportes de la fiscal y las defensas

Noticias de hoy más vistas