• lunes 03 de octubre del 2022

La Policía de Valladolid gestiona once demandas en un control precautorio en el Paseo Arco de Ladrillo

img

VALLADOLID, 9 Jul.

La Policía de Valladolid hizo este sábado un control precautorio en el Paseo Arco de Ladrillo en el que ha gestionado once demandas por distintos fundamentos relacionados con la seguridad vial.

En preciso, el cómputo fué de ocho demandas por exceso de agilidad, 2 por ITV caducada, una por cinturón de seguridad, tal como 15 pruebas de alcoholemia que han lanzado un resultado negativo, según un tweet anunciado por el Cuerpo en su cuenta de Twitter del que se hace eco Europa Press.

Hay que rememorar que la Policía está haciendo, en colaboración con la idea promovida en el ámbito nacional por la Dirección General de Tráfico (DGT), una Campaña Especial de Vigilancia y Control de la Velocidad desde el pasado lunes, 4 de julio, y hasta mañana, diez de julio.

El propósito de la campaña va a ser el de sostener el "enfoque" en la administración de la agilidad, para "hacer mas fuerte" la app de la ley y de esta forma eludir el exceso de agilidad, tal como reclamar una agilidad máxima de 30 km por hora en zonas donde los individuos atacables de la carretera y los automóviles se intercalan de manera "recurrente y planeada".

Más información

La Policía de Valladolid gestiona once demandas en un control precautorio en el Paseo Arco de Ladrillo