"La reducción de tasas eleva en un 10% la inscripción en las universidades de Castilla y León"

VALLADOLID, 24 Dic.

La Junta de Castilla y León anunció que la rebaja de las tasas universitarias ha tenido como resultado un aumento del diez por ciento en la matriculación de los campus de la región. El objetivo es equiparar las tasas a las del curso 2011-2012 al final de la legislatura.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, explicó que en los últimos años se ha reducido el costo de los estudios de grado en un 33 por ciento, lo que ha supuesto un ahorro cercano a los 500 euros por estudiante. Para este año, también se ha implementado una reducción del 9,2 por ciento en los precios públicos, lo que ha dado lugar a un aumento del diez por ciento en el número de alumnos matriculados en las universidades y ha hecho que estas sean más atractivas.

Además de la rebaja en los grados, se ha decidido extender la reducción de precios a los másteres habilitantes y no habilitantes. La bajada de precios en los másteres que permiten ejercer una profesión oscila entre el 33 y el 40 por ciento.

La política de rebajas en las tasas universitarias continuará el próximo año, junto con mejoras en las becas. Aunque la competencia en becas es del ámbito estatal, las comunidades autónomas tienen la capacidad de complementar las cuantías. Se ha puesto énfasis en reforzar la beca de excelencia, que brinda apoyo adicional a los estudiantes más destacados académicamente.

La consejera Lucas ha lamentado la problemática generada por la falta de financiación de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU). Los rectores han indicado que esto supondrá un incremento de al menos 844 millones de euros en el presupuesto para 2024 en todo el país. Lucas ha pedido al Ministerio que asuma la responsabilidad de regular esta ley, ya que las comunidades autónomas son las que financian a las universidades. Además, ha instado a establecer una regulación clara para la contratación de profesores sustitutos y ha expresado preocupación de que la ley esté empeorando el sistema universitario en lugar de mejorarlo.

Lucas espera que la nueva ministra de Universidades, Diana Morant, sea receptiva a las demandas de los rectores y las comunidades autónomas, y aborde estas cuestiones. Hasta el momento, no ha habido respuesta a estas demandas, lo que genera escepticismo. La consejera considera que es necesario realizar ajustes para no dejar la educación al azar y asegurar un progreso significativo en la educación superior.

Tags

Categoría

Castilla y León