Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

La tradición de Semana Santa arraigada en Valladolid.

La tradición de Semana Santa arraigada en Valladolid.

En Valladolid, la Semana Santa está llena de tradición con eventos como el Viacrucis Juvenil de Fresno el Viejo, la Bajada del Cristo de la Salud en Alaejos y el lavado con vino, así como la Bajada del Ángel en Peñafiel.

Desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, los pueblos de Valladolid serán testigos de procesiones, rituales y eventos que atraerán a numerosas personas de la región.

El patrimonio cultural de la provincia se ve enriquecido por la celebración de la Semana Santa en localidades como Medina de Rioseco, Medina del Campo y Peñafiel, todas declaradas de Interés Turístico Internacional.

Además, la Bajada del Ángel en Peñafiel ha sido reconocida como de Interés Turístico Nacional, al igual que la Semana Santa de Tordesillas y el Viacrucis Juvenil de Fresno el Viejo a nivel regional.

El Domingo de Ramos, las familias podrán disfrutar de la procesión de Las Palmas en municipios como Valladolid, Alaejos, Nava del Rey, Olmedo, Tordesillas y Medina de Rioseco.

Durante el Miércoles Santo en Alaejos, se llevan a cabo rituales como el lavado del Cristo de la Salud con vino, una tradición única que atrae a numerosos espectadores.

La presidenta de la Junta de Cofradías de Alaejos, Encarna Lucas San Juan, explicó que este ritual milenario es seguido por muchos como una medicina milagrosa.

En Peñafiel, la cofradía del Cristo atado a la columna realiza un ritual similar, lavando la imagen con vino en una celebración emocionante que atrae a creyentes y turistas.

La tradición del Viacrucis Juvenil en Fresno el Viejo se remonta a hace 38 años y cada año gana más seguidores que acuden a presenciar esta representación conmovedora de la Pasión de Cristo.

En Cuenca de Campos, la celebración del Viernes Santo incluye el rezo del viacrucis y el Descendimiento que conmueve a todos los presentes en un acto lleno de solemnidad.

En Peñafiel, la Semana Santa es reconocida como Fiesta de Interés Turístico Regional, destacando eventos como La Bajada del Ángel, una celebración que atrae a turistas de toda la región.

Estos rituales y tradiciones sagradas forman parte del patrimonio cultural y religioso de Valladolid, atrayendo a fieles y curiosos que buscan vivir una Semana Santa llena de emoción y devoción.