Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Las tallas de la Vera Cruz serán trasladadas a la Catedral y San Miguel y San Julián.

Las tallas de la Vera Cruz serán trasladadas a la Catedral y San Miguel y San Julián.

En la ciudad de Valladolid, el delegado de Patrimonio del Arzobispado, Jesús García Gallo, ha declarado que se realizará el traslado de las tallas de la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz a la Santa Iglesia Metropolitana Catedral y a la de San Miguel y San Julián cuando las condiciones de seguridad lo permitan.

García Gallo, acompañado por el concejal de Urbanismo y Vivienda, Ignacio Zarandona, visitó la iglesia para constatar los daños y planificar la reubicación de las tallas de ‘Nuestra Madre la Virgen de los Dolores de la Vera Cruz’, ‘Lignum Crucis’, ‘El Señor Atado a la Columna’, ‘Ecce Homo’, ‘El Descendimiento’ y ‘La Oración del Huerto’.

Por su parte, Zarandona calificó el incidente como una "desgracia para la ciudad", aunque resaltó que se logró evitar daños "irreparables" en el patrimonio y en la integridad de las esculturas presentes en el templo.

En relación al proceso de tramitación, Zarandona explicó que las obras se gestionan a través de una Declaración Responsable de Obras y Usos (DROU), un mecanismo que agiliza el proceso administrativo para llevar a cabo diferentes tipos de actuaciones sin necesidad de licencia.

En el caso concreto de este incidente, se detectó que la DROU presentada inicialmente requería de ciertos visados y documentos adicionales que no fueron proporcionados a tiempo. El colapso de la estructura de la iglesia se produjo debido al deterioro de la madera que sostenía la cúpula, factor que comprometió su estabilidad.

Después del derrumbe, se ha presentado una nueva DROU de urgencia para estabilizar la zona afectada y evitar futuros desprendimientos. Las esculturas valiosas serán trasladadas a la Iglesia de San Miguel para su protección mientras se lleva a cabo la restauración necesaria.

Se ha destacado que la empresa encargada de las obras cuenta con experiencia en restauraciones patrimoniales y que no hubo negligencia en su actuación. Las labores de reparación se suspenderán hasta que se presente un proyecto de rehabilitación que cumpla con las normativas de patrimonio y se obtenga la correspondiente licencia.

En resumen, se seguirán los procedimientos legales necesarios para lograr la reconstrucción de las zonas afectadas de la iglesia y se garantizará la seguridad de la misma para prevenir futuros incidentes.