• martes 04 de octubre del 2022

Los 2 hombres que escondieron 'coca' en una alcantarilla en Zaratán acuerdan penas que suman cinco años de prisión

img

VALLADOLID, 13 Sep.

Los 2 hombres, Iván S.J. y Pablo F.G, acusados de emplear una alcantarilla de Zaratán (Valladolid) en forma de 'caleta' para esconder cocaína que tenían preordenada para su venta a terceras personas han pactado con la Fiscalía pucelana penas que suman cinco años de prisión.

En frente de los 4 años y medio pedidos para cada uno y multas de 28.000 euros, Iván S.J. ha cerrado un convenio con la acusación pública para sumir tres años y una sanción económica de 8.000 euros, al paso que su compañero de banquillo, Pablo F.G, va a ser culpado a un par de años y 5.000 euros, según detallaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La sentencia de conformidad acordada evitará la celebración del juicio sosprechado para este miércoles en la Audiencia de Valladolid, con lo que por último se desarrollará una corto comparecencia donde los acusados, sus letrados y el fiscal del caso se limitarán a sellar el acuerdo.

La detención de los 2 acusados se causó en el mes de noviembre de 2020, a causa del descubrimiento casual de una mochila, esconde en una alcantarilla de Zaratán, al cargo del operario de una compañía que el día 23 de ese mes estaba en la calle Prado haciendo una obra de acometida de agua.

Fue al abrir la alcantarilla en el momento en que el trabajador halló una mochila roja sospechosa y puso el descubrimiento en conocimiento de la Guardia Civil, cuyos agentes, personados en frente a la arqueta de suministro, inspeccionaron la bolsa y dentro suyo encontraron un tupperware que contenía tres envoltorios de plástico, metidos en arroz, con un total de 76,31 gramos de cocaína valorada en 14.000 euros.

Ante semejante hallazgo, los guardas civiles se pusieron en contacto con el Equipo de Lucha Contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) y sus pertenecientes montaron un operativo en los aledaños con la intención de efectuar una espera al objeto de revisar si alguien se personaba para agarrar la mercancía.

La espera dio sus frutos y al final, sobre las 16.30 horas de ese día logró su aparición un Mercedes conducido por Iván S.J, quien detuvo el turismo a la vera de la arqueta y la abrió para cerrarla acto seguido con un fuerte golpe al revisar que había desaparecido la mochila.

"¡Me cago en Dios!", afirman los agentes del operativo que le escucharon decir frente a la sepa de la bolsa para, acto seguido, empezar a abrir otras arquetas y dirigirse a la región de contenedores de basura para ver dentro suyo y, al no hallar la mochila, propinar una patada a entre los contenedores.

El sospechoso abandonó la región en su turismo y fue al final detenido en la región de Equinoccio, instante en el que los guardas civiles le intervinieron en el maletero distintos tupers, arroz y plásticos largo transparente, de afines peculiaridades a los hallados en la mochila.

En entre los folios manuscritos encontrados dentro de la mochila se identificó una huella pertinente al dedo anular izquierdo de Iván, al paso que mediante su móvil, tras el volcado de sus ficheros con el preceptivo mandamiento judicial, se descubrió su relación con el otro acusado, Pablo F.G, en lo que se refiere al empleo de la 'caleta' como receptáculo de cocaína para su posterior restauración, manipulación y transmisión a terceras personas.

Además, otro de los rastros que el fiscal del caso usaba para vincular a los dos acusados en tal actividad delictiva es un whatsapp, de fecha 6 de julio de ese año, que Iván mandó a Pablo en el que le da normas a fin de que revuelva la cocaína con alguna otra substancia para acrecentar de esta manera los gramos de exactamente la misma.

"Recoges un gramito de sal de la del Manolo y un gramito de sal de la que tengo yo, que está mucho más en polvito, y lo juntas todo de este modo....y de esta manera nos sale mucho más y ganas mucho más", es una pequeña una parte del mensaje incriminatorio entre los dos acusados.

Más información

Los 2 hombres que escondieron 'coca' en una alcantarilla en Zaratán acuerdan penas que suman cinco años de prisión