• lunes 03 de octubre del 2022

Los embalses de la cuenca del Duero pierden se ubican al 35,8%, lo que piensa diez,1 puntos menos que hace un año

img

En el grupo del país bajan una semana mucho más y caen hasta el 34,22% de su aptitud, la cifra mucho más baja en prácticamente 30 años

MADRID/VALLADOLID, 13 Sep.

Los embalses de la cuenca del Duero perdieron en la última semana 95 hectómetros cúbicos y se ubican al 35,8 por ciento de su aptitud total, lo que piensa diez,1 puntos menos que hace un años, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico recogidos por Europa Press.

En preciso, los embalses del Duero contienen 2.691 hectómetros de una reserva total de 7.507, lo que piensa un 35,8 por ciento de la aptitud total, al paso que hace un año guardaban diez,1 puntos mucho más, con 3.449 hectómetros, un 45,9 por ciento del total. La proporción de agua embalsada hoy en día asimismo es inferior a la media de los últimos diez años, que se ubica en 4.102 hectómetros (un 54,6 por ciento de la aptitud total), 18,8 puntos mucho más que en la semana de hoy.

En el grupo del Estado, la reserva hídrica volvió a reducir esta semana tras perder 462 hectómetros cúbicos, lo que piensa el 0,8 por ciento de su aptitud total y ahora mismo guardan 19.209 hectómetros cúbicos (hm3) de agua de los 56.136 hectómetros cúbicos de aptitud total.

Se trata de la cifra mucho más baja en 28 años, puesto que desde 1994 no se recuerda una reserva hídrica afín en esta semana del año, la número 37. Entonces, los embalses estaban al 34,91 por ciento, e inclusive, un año después, en 1995, en esta aún guardaban mucho más bajos, al 26,98 por ciento de su aptitud total. Son las cantidades mucho más bajas desde el instante en que hay registros.

En comparación con la situación de hace un año, los embalses guardan en este momento 3.659 hectómetros cúbicos menos (un 16%) y la diferencia en relación a la media del decenio es de 9.908 hectómetros cúbicos menos, lo que representa una diferencia del 34,02 por ciento.

Por ámbitos, se sostienen sobre la mitad de su aptitud total los embalses del Cantábrico Oriental, que está al 69,9 por ciento; Cantábrico Occidental, al 57,5 por ciento; Galicia Costa, al 54,8 por ciento; las cuencas internas del País Vasco, que están al 71,4 por ciento y Tinto, Odiel y Piedras, al 65,9 por ciento.

Por su parte, guardan menos de la mitad de agua de su aptitud los embalses del Miño-Sil, que están al 46,7 por ciento; el Duero, al 35,8 por ciento; Tajo, al 36,7 por ciento; la cuenca Mediterránea Andaluza está al 40,5 por ciento; Segura, al 35,2 por ciento; Júcar, al 53,8 por ciento; el Ebro, al 39,5 por ciento y las cuencas internas de Cataluña al 38,3 por ciento.

Las tres cuencas en peor situación son Guadiana, que está al 23,9 por ciento; Guadalete-Barbate al 24 por ciento y Guadalquivir, que está al 21 por ciento.

Esta semana, las precipitaciones dañaron a la vertiente Atlántica pero fueron muy pocas en la vertiente Mediterránea. La máxima se ha producido en Santiago de Compostela, donde se han recogido 58 litros por metro cuadrado.

Los datos reflejan que la reserva almacena ahora mismo 3.659 hectómetros cúbicos menos que hace un año, lo que piensa un % del 16 por ciento y un 34,02 por ciento menos que la media del decenio, con 9.908 hectómetros cúbicos menos.

En este contexto, los últimos datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que tienen dentro el periodo de tiempo 1 de octubre de 2021-6 de septiembre de 2022, señalan que en este año hidrológico, que acabará en tres semanas, ha llovido un 26 por ciento menos de lo común.

En preciso, desde el 1 de septiembre de 2021, en el momento en que se estrenó el presente año hidrológico, hasta el 6 de septiembre, ha llovido un valor medio de 445 litros por metro cuadrado, en el momento en que el valor medio habitual pertinente a ese periodo de tiempo son 603 litros por metro cuadrado.

Por zonas, ha llovido bajo los valores normales en una gran parte de la Península y de Canarias, salvo en una franja del Levante, que va desde el sur de Almería hasta el delta del Ebro, en puntos de la cornisa cantábrica, en las Pitiusas y en el nordeste de la isla de Mallorca.

Entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre, las precipitaciones dañaron a puntos de Galicia y de la cornisa cantábrica, al cuadrante nororiental de la Península, a las islas Canarias mucho más occidentales, a zonas del archipiélago balear y en menor medida a la mitad este de Andalucía.

En ese periodo de tiempo se amontonaron mucho más de diez litros por metro cuadrado en la franja oeste de la red social gallega, en Cataluña y el norte de Huesca, en las ubicaciones de mayor relieve de las islas de La Palma, Tenerife y La Gomera y en este de las islas Baleares de Mallorca y Menorca.

Más información

Los embalses de la cuenca del Duero pierden se ubican al 35,8%, lo que piensa diez,1 puntos menos que hace un año