Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Ludopatía como factor atenuante en caso de malversación en empresa Villamarciel y Villavieja

Ludopatía como factor atenuante en caso de malversación en empresa Villamarciel y Villavieja

En el caso de la ex auxiliar administrativa de Villamarciel y Villavieja del Cerro, Esther M.R, se ha concluido que es responsable de haber malversado cerca de 160.000 euros de fondos públicos de ambas entidades locales menores. Aunque la acusada admitió su culpabilidad, se argumentó que su conducta fue influenciada por una ludopatía leve.

El veredicto se centró en determinar si la ludopatía de Esther afectó significativamente sus facultades mentales y emocionales, concluyendo que solo lo hizo de manera leve. El jurado emitió un veredicto unánime y casi instantáneo, destacando el papel de la ludopatía en este caso.

Por unanimidad, el jurado consideró que Esther cometió un delito continuado de falsedad en documento oficial en combinación con malversación. A pesar de esto, la mayoría de los miembros del jurado sugirieron conceder a la acusada una remisión condicional de la condena y la posibilidad de un indulto, argumentando que las penas propuestas eran excesivas.

La fiscalía solicitó una condena de cuatro años, seis meses y un día de prisión, así como la restitución de los fondos desviados. A pesar de la solicitud de la defensa de la acusada, la fiscal se opuso a cualquier forma de indulto o suspensión de la condena.

El abogado del Ayuntamiento de Tordesillas y sus pedanías había pedido una sentencia de ocho años de prisión, rechazando la ludopatía como justificación. Tras conocer el veredicto, mantuvo su solicitud inicial y se opuso a cualquier suspensión de la pena.

La defensa de Esther buscó una absolución o, en su defecto, una condena mínima de dos años debido a atenuantes. Ahora, solicitan una condena mínima y la remisión de la misma. La jueza deberá dictar sentencia basada en el veredicto del jurado.

A lo largo del proceso, la ludopatía de Esther fue el foco principal. La acusada admitió haber desviado fondos de las entidades menores para financiar su adicción al juego y paliar problemas familiares. A pesar de argumentar su ludopatía como causa de sus acciones, el jurado concluyó que era responsable de los delitos cometidos.

Tras el veredicto, la jueza encargada deberá dictar sentencia. Durante el juicio, se revelaron detalles sobre la situación financiera precaria de las entidades locales debido a las acciones de Esther. El proceso judicial continúa desvelando más detalles sobre este caso de malversación de fondos públicos.