• lunes 05 de diciembre del 2022

Mikhëael Hers viaja al París de Mitterrand: "Por el momento no es exactamente lo mismo, en este momento una victoria se vive como un alivio"

img

   'Los usuarios de la noche', redención y segundas chances para ánimas solitarias con la magia de la radio nocturna de fondo

   VALLADOLID, 23 Oct.

   El director de cine francés Mikhäel Hers (París, 1975) ha visitado Valladolid este domingo para enseñar en la 67 Semana Internacional de Cine (Seminci) su cuarto extenso film, 'Los usuarios de la noche', una cinta que comienza con la victoria de François Mitterrand en 1981 y que llevó al directivo a pensar sobre la evolución en la reacción habitual frente a los comicios.

   En una entrevista concedida a Europa Press con ocasión de la existencia de su película en Seminci, Hers equipara la ilusión que se apoderó de las calles de París aquella noche de mayo de 1981 en que Mitterrand se impuso en la segunda vuelva de los comicios de presidentes a Valéry Giscard d'Estaing, con de qué manera se viven los desenlaces electorales hoy en día.

   "Por el momento no es exactamente lo mismo, es horrible pero es de esta manera, en este momento una victoria se vive mucho más como un alivio, pensando, mi madre, podría ser peor, pero no con ilusión", destaca el director de cine francés, quien advierte, sin embargo, del espejismo que supuso, a su juicio, la promesa por la victoria de Mitterrand en 1981.

   "Lo que ocurrió aquella noche duró poco, 2 o tres años, entonces volvió el rigor", precisa el realizador parisino, quien recuerda aquella época donde era un niño como "algo dulce", pero "al tiempo amargo" por "toda la decepción que llegó después".

   'Los usuarios de la noche' ('Les passagers de la nuit') compite en la Sección Oficial del festival con una historia de segundas ocasiones y gente perdida que se libera de su soledad mediante la compañía de otras ánimas errantes, una historia de redención "donde la luz hace aparición" contada durante diferentes capítulos del París de la década de los 80.

   En esa noche electoral de celebración y promesa para bastantes franceses donde comienza el largometraje, la personaje principal, Élisabeth --interpretada por Charlotte Gainsbourg--, debe enfrentar el derrumbe de su matrimonio.

   Tres años después, Élisabeth se ve obligada a comenzar una exclusiva vida como madre soltera de 2 jovenes con evidentes apuros económicos, marcada además de esto por una baja autovaloración fruto de su inexperiencia laboral, del abandono de su pareja y de las huellas que un cáncer de mama dejaron en su físico.

   Para lograr salir adelante, la personaje principal empieza a trabajar en la central de un programa de radio nocturno que exactamente da nombre a la cinta, un medio y una franja horaria que el directivo del largometraje asocia bastante a su niñez y adolescencia.

   "Escuchaba estos programas en el momento en que tenía insomnio por las noches y también imaginaba a muchas personas como yo oyendo y asimismo me imaginaba de qué forma sería el sitio donde se grababa y de qué manera se haría", ha señalado Hers, quien además de esto ha advertido de que hablamos de algo "muy emblemático actualmente", ya que en la actualidad los podcast y "la atomización de la radio" hicieron que "por el momento no sea de esta forma".

   En la mitad de esa situación hace aparición en la vida de Élisabeth y sus hijos Tallulah (Noée Abita), una muchacha vagabunda a la que acogerán en su casa y que trastocará las vidas de todos ellos. "Se habla del personaje mucho más novelesco de toda la película, una infiltrada en la vida diaria de la familia", ha señalado Mikhäel Hers, quien deseaba ver "de qué manera encajaba alguien de este modo en la mitad de una familia habitual".

   El directivo ha apuntado que Tallulah piensa "un homenaje" a la actriz Pascale Ogier, fallecida en 1984 con solo 25 años y que, de alguna forma, sirvió de inspiración en el momento de crear el personaje.

   No obstante, conforme avanzan los 111 minutos de metraje, Elisabeth va ganando en seguridad y determinación al unísono que la figura del marido ausente se marcha diluyendo en sus vidas, un concepto desde la que partió la película, acepta su directivo, la de una mujer "complicada, de contraste, frágil pero al unísono cierta" y que "en el final va hacia la luz". "Además de esto se encarga de otros y eso le asiste para ganar fortaleza", aclara.

   Mientras que, su hijo Mathias (Quito Rayon-Richter), un joven con vocación de escritor, explora sus potencialidades alén del sistema y su hija Judith (Megan Northam) halla su sendero en la política.

   Por medio de Judith y Tallulah, pero más que nada de Matthias, la película --con guion del propio Hers y de Maud Ameline y Mariette Désert-- explora el complejo planeta de las relaciones en la adolescencia y la dictadura de las hormonas.

   Específicamente sobre la inadaptación de Mathias al modelo educativo más allá de su imaginación, el director de cine cree que "hay demasiadas reglas" que frenan el potencial de los jóvenes, algo que mira actualmente con sus hijos. "Veo de qué forma desde Primaria todo semeja hecho para dirigirlos hacia algo. Yo hice varios amigos en el instituto, pero verdaderamente no descubrió ahí mi guía", ha apostillado.

   Asimismo la figura del padre, más allá de no mostrarse como tal en el largometraje, halla su hueco en todo instante, un equilibrio entre sepa y presencia que el realizador tenía claro desde el comienzo, según ha reconocido.

   Bajo la dirección de fotografía de Sébastien Buchmann, 'Los usuarios de la noche' intercala imágenes reales del París de la década de los 80 con las rodadas para la producción, a fin de contribuir a mover al espectador a aquella década donde los jóvenes franceses padecieron, exactamente la misma en España, la epidemia de la heroína, que halla su eco asimismo en la película.

   "Es una película de experiencias, de impresiones", ha incidido Hers, que justifica la utilización de estas imágenes, aun de grabaciones principiante de la época para "ofrecer mucho más realismo y contribuir a trasmitir esas impresiones" que con recreaciones "ricas y estrictas".

Más información

Mikhëael Hers viaja al París de Mitterrand: "Por el momento no es exactamente lo mismo, en este momento una victoria se vive como un alivio"

Noticias de hoy más vistas