• domingo 25 de septiembre del 2022

Monsagro festeja este sábado un homenaje a la gente y también instituciones que trabajaron en el incendio

img

VALLADOLID, 23 Sep.

El Ayuntamiento de Monsagro (Salamanca), concejo que padeció el mes pasado de julio entre los incendios forestales mucho más graves de la presente campaña, festejará este sábado, 24 de septiembre, una día de homenaje a la gente y también instituciones que trabajaron en la extinción.

La celebración empezará a las 16.30 horas de este sábado y con ella se quiere agradecer el trabajo que se debió hacer para supervisar y extinguir el incendio que afectó a esta región helmántica desde el 11 de julio, en el momento en que las llamas de un fuego que había empezado en Ladrillar (Cáceres) cruzaron el límite con la provincia helmántica y que calcinó en territorio castellanoleonés un total de 8.622,65 hectáreas.

El programa de la día empieza con una visita "rápida" a la ciudad y al Centro de Interpretación de los Mares Antiguos, en el que se examinan los restos en piedras fósiles que detallan que hace 500 millones de años esta región del presente conjunto de naciones se encontraba cubierta por el mar.

A las 18.00 horas se festejó un acto de distribución de placas a entidades como la Junta de Castilla y León, el Gobierno de España, la Diputación de Salamanca, los municipios de Salamanca y Ciudad Rodrigo --donde estuvieron alojados provisionalmente decenas y decenas de vecinos de Monsagro en los primeros días del incendio--, a los medios de extinción y a los voluntarios.

El acto proseguirá con una actuación de bailes habituales al son de gaita y tamboril antes de una comida habitual que incorporará además de esto con la actuación de 'Folk on crest'.

El incendio llamado en el operativo Infocal como 'Monsagro' forzó a evacuar asimismo las localidades salmantinas de Guadapero y Morasverdes.

El fuego que se había proclamado de nivel 2 de peligrosidad el 11 de julio no bajó a nivel 1 hasta el día 20 y el 29 de ese mes la Junta rebajaba la situación a nivel 0, antes que se pudiese ofrecer por controlado el diez de agosto, prácticamente un mes tras su comienzo.

El pasado 5 des septiembre la Junta lo dio por extinguido tras calcinar en territorio salamanqués 8.622,65 hectáreas. Además, en la provincia de Cáceres ardieron unas 3.000 hectáreas mucho más.

En su grupo, fué entre los incendios mucho más graves de los que se han producido en España este verano y es el tercero que mucho más área ha quemado en la red social de Castilla y León después de los de La Sierra de la Culebra y Losacio, en la provincia de Zamora.

En la provincia de Salamanca la área perjudicada fue primordialmente de arbolado, con 4.894,43 hectáreas. Además, se quemaron 1.259,35 hectáreas de matorral; 1.198,06 de pasto; 1.178,86 agrícolas; y 91,95 hectáreas consideradas como 'otras'.

Más información

Monsagro festeja este sábado un homenaje a la gente y también instituciones que trabajaron en el incendio