• martes 04 de octubre del 2022

Monseñor Vérgez: "Los cardenales españoles son la expresión de una Iglesia viva que se abre al planeta"

img

Con su ascenso, España va a ser una 'capacidad cardenalicia' en el caso de cónclave, con 15 cardenales, nueve de ellos con derecho a voto

ROMA, 25 Ago.

Monseñor Fernando Vérgez Alzaga, nativo de Salamanca hace 77 años, va a ser desarrollado cardenal este sábado 27 de agosto en un consistorio oficiado por Francisco del que van a salir 16 nuevos integrantes del instituto cardenalicio votantes y cinco, mayores de 80 años, que no van a entrar más adelante cónclave. Con su ascenso, España se transformará en una 'capacidad cardenalicia' en el caso de cónclave, con 15 cardenales, de los que nueve están en su derecho a voto.

En una entrevista con Europa Press, ha considerado que los pupurados españoles "son la expresión de una Iglesia viva que tiende a abrirse al planeta". "Entendemos que España, pese a muchas contradicciones, jamás ha perdido la llama de la fe. A pesar de las persecuciones del pasado y de determinadas fuerzas de la sociedad que desearían confinar a la Iglesia haciéndola sin importancia para las opciones de vida, ésta prosigue realizando su misión evangelizadora y de promoción humana", ha manifestado.

Asimismo ha considerado "primordial" que la Iglesia sea "la conciencia del país", pues se precisa "una referencia ética y de valores". Vérgez Alzaga es gobernador civil del Vaticano y se transformará en el primer cardenal de la congregación de los Legionarios de Cristo.

"El Estado de la Ciudad del Vaticano se creó para asegurar al Papa una 'independencia absoluta y aparente'. En esta búsqueda de la precisa reforma, ahora en 2014, el Pontífice confió al Presidente de la Comisión Pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano y al Presidente del Governatorato la capacitad de intervenir en el ámbito de la reorganización. En 2017, solicitó una reforma legislativa sistemática a la luz de los principios de racionalización, economía y simplificación, y persiguiendo criterios de ocupación, transparencia y congruencia normativa", explicó.

Entre las tareas mucho más complejas desde el instante en que llegó al cargo en la Curia Romana fué "el reto de la renovación que solicita el Papa Francisco". "No se habla solo de reformar las construcciones y los aparatos, sino más bien de elaborar a la gente para el cambio. La capacitación continua es que se requiere para motivar a los usados al cambio que se está generando. Para ello, es precisa una mayor integración entre los diferentes organismos que conforman la Curia Romana y el Governatorato", ha incidido.

Por este motivo, la composición y los concretes de los usados de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano se ha profesionalizado durante estas décadas. "La Curia Romana y los órganos de la Santa Sede se han amoldado en todo el tiempo a los retos planteados por la sociedad. Cada pontificado tiene su carácter especial y caracteriza las opciones asimismo en el Vaticano con su Magisterio", apunta.

Así, dejó claro que es "completamente preciso que las construcciones y la gente cambien en función de las demandas". Incluso ha considerado que "sería anacrónico" que los órganos de la Santa Sede y del Governatorato se rigieran por reglas y ordenes "de hace cincuenta años". No osbatante, ha manifestado que lo que es "intemporal es el propósito de toda la Santa Sede: respaldar el aviso del Evangelio y la misión de la Iglesia en todas y cada una de las unas partes del planeta".

Por otra parte, ha reconocido que la novedad de que sería desarrollado cardenal le "sorprendió bastante". "La primera cosa que sentí fue gratitud a Dios y al Papa por la seguridad que depositó en mí. Tengo una compromiso para ofrecer testimonio de Cristo con mayor entusiasmo", ha asegurado.

A este respecto, Vérgez ha asegurado que no ve "la creación de un cardenal como un honor, sino más bien como una solicitud del Papa de un servicio aún mayor que el que se ha prestado hasta la actualidad". "La creación como cardenal es personal y no significa el reconocimiento de una situación subyacente. No es un cargo: se aúna a una colaboración mucho más directa y angosta con el Pontífice. Es una idea que una parte del Papa. Sin embargo, el primer cardenal escogido de una congregación religiosa piensa una compromiso aún mayor para sus integrantes", ha detallado.

De igual forma, reveló que interpreta la tarea de un cardenal como "un exceso de dedicación y compromiso", si bien proseguirá desempeñando sus funcionalidades del día a día como hasta la actualidad. El Papa ha convocado en el Vaticano un Consistorio los días 29 y 30 de agosto para investigar la app de la novedosa Constitución del Vaticano, Predicate Evangelium, al que están convidados los 229 cardenales de la Santa Sede.

Desde el pasado 5 de junio, día de Pentecostés, el Vaticano tiene una exclusiva Constitución Apostólica, un paso que acaba la reforma de la Curia Romana emprendida por Francisco y trata de orientar mucho más toda la composición hacia la acción evangelizadora. Para Vérgez, entre los cambios mucho más importantes de la novedosa Constitución Apostólica es la exactamente la "prioridad" que el Papa le dió a "la evangelización", a "la caridad" y al "papel de los laicos".

A su juicio, "son los primordiales aspectos que vinculan la novedosa Constitución Apostólica del Papa Francisco con el Concilio Ecuménico Vaticano II". Además, ha asegurado que con esta reforma se ha amado "enfatizar la sinodalidad que comprende a toda la Iglesia en el sentido de que todos, según su asignación, tienen que formar parte". "Con esta reforma el Papa quiere remover alguna forma de pensar "arribista"", ha preciso.

Más información

Monseñor Vérgez: "Los cardenales españoles son la expresión de una Iglesia viva que se abre al planeta"