Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Mujer de Salamanca identificada por estafa en venta de muñecas Nancy por 1.500 euros.

Mujer de Salamanca identificada por estafa en venta de muñecas Nancy por 1.500 euros.

LOGROÑO, 25 Jul.

Agentes pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han logrado identificar a una mujer de treinta años por la presunta venta fraudulenta de muñecas Nancy por la que llegó a defraudar 1.450 euros. Entre las víctimas hay una mujer de Logroño.

La Operación CANOPUS comenzó cuando el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de la Rioja inició una investigación en la que pudo determinar cómo una mujer publicitaba la venta ficticia de muñecas tipo 'Nancy' en webs de segunda mano.

Cuando un posible compradora se interesaba por los artículos que publicitaba conseguía llegar a un acuerdo por el que la compradora le transfería por adelantado directamente el dinero. Entonces, ella desaparecía sin llegar a enviar nunca la muñeca.

Con este procedimiento, logró estafar a una ciudadana de Logroño, así como a otras seis personas más por todo el territorio nacional.

La investigada se valió de identidades de diferentes personas que, posteriormente, han denunciado usurpaciones de identidad, para contratar las líneas telefónicas con las que contactaban con las víctimas y cerraba los acuerdos.

También usurpó la identidad de otro ciudadano para abrir la cuenta bancaria donde recibía el dinero procedente de las estafas.

La Policía ha podido constatar que, para la gestión y comisión de otros hechos, la autora tenía más de cincuenta cuentas bancarias abiertas.

La Policía Nacional ha valorado que, por una meticulosa investigación técnica llevada a cabo por el Grupo de Delitos Tecnológicos, se ha podido acreditar la identidad completa de la autora de la Estafa continuada.

La autora, una mujer de 30 años de edad, de origen español y con domicilio en Salamanca, tiene cinco antecedentes penales por similares hechos a los relatados.

Ante este tipo de estafas, la Policía alerta de que es muy fácil publicar anuncios fraudulentos en webs de segunda mano y redes sociales simulando la venta de cualquier artículo para, una vez cobrado la cantidad acordada por su venta, no proceder al envío del artículo en venta.

Por ello, se aconseja a los particulares que realicen una serie de comprobaciones sencillas, previa al pago de dichas compras. Así, suelen emplear argucias de todo tipo que hagan atractiva la venta como precios más bajos, necesidad de venderlo por estar sin empleo, fotos atractivas en el anuncio, posibles (y falsas) valoraciones del usuario. "No existen chollos en Internet", alerta la Policía.

Estas personas tratarán de hacer creer que la venta está revestida de legalidades. Para ello, simulan contratos de compraventa que no tienen valor; conversaciones amenas para ganarse la confianza, pantallazos falsos de la supuesta venta; envío de documentación identificativa que se corresponde con la enviada por otras víctimas.

Al final, alerta la Policía, una compra entre particulares se basa en la confianza entre las dos partes, cualquier formalidad por el vendedor carece de valor porque puede ser falsa.

Se recomienda no remitir nunca documentación personal a un particular, bajo ningún pretexto porque la van a emplear para enviarla a otras víctimas y es posible que, después, la persona acabe siendo denunciando o que con ella se den de alta fraudulentamente en otros servicios.

Los embaucadores emplean servicios como Whatsapp para engatusar a las víctimas y ganarse su confianza. Se recomienda gestionar la compra por teléfono y preguntarles características concretas sobre el artículo para ver qué responden.

Es importante, destaca la Policía, no pagar nada por adelantado. Es preferible comprar artículos que se puedan revisar en persona y hacer el pago también en persona o emplear medios que puedan retener el pago hasta que se haya recibido el objeto de la venta.

"Si, por un momento, ocurre algo que te haga sospechar, corta toda conversación, tu experiencia te dice que algo no anda bien", alerta.

Por último, "si se realiza una transacción y poco después te percatas de que es fraudulenta, ponte en contacto rápidamente con tu entidad bancaria para su cancelación y denunciar lo antes posible aportando todos los datos posibles sobre la venta y el supuesto vendedor en una Jefatura Superior de Policía o en una Comisaria".