Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Nueve individuos bajo investigación por estafar más de 11.000 euros en varias comunidades autónomas.

Nueve individuos bajo investigación por estafar más de 11.000 euros en varias comunidades autónomas.

En un operativo llevado a cabo por la Guardia Civil, se ha desmantelado una banda criminal compuesta por nueve individuos que se valieron de plataformas digitales, como 'datáfonos', para estafar económicamente a más de 11.000 euros en varias regiones de España, entre ellas Castilla y León, Andalucía, Extremadura y Madrid.

Los hechos salieron a la luz en febrero de 2022, cuando una residente de Cebreros denunció haber sido víctima de una estafa. La mujer señaló que le habían realizado un cargo de 96,34 euros en su tarjeta bancaria sin su autorización, proveniente de una empresa que operaba en una plataforma de compraventa de artículos de segunda mano en Internet.

Tras una exhaustiva investigación tecnológica, se confirmó que la estafa había sido perpetrada sin consentimiento de la afectada. Los presuntos culpables se valían de la infraestructura de cobros de la plataforma para efectuar cargos fraudulentos en las tarjetas bancarias de las víctimas.

Ante las sospechas de más personas estafadas, se inició la Operación Wallacard para localizar, identificar y llevar ante la justicia a los individuos responsables de dicho fraude electrónico. Se descubrió que el dinero sustraído había sido transferido a dos cuentas bancarias abiertas fraudulentamente con la identidad de un tercero.

Los cibercriminales se beneficiaban del dinero transferido a estas cuentas a través de diversos métodos, como pagos online, compras de monedas virtuales y dispositivos electrónicos de alta gama. En total, se hallaron pagos fraudulentos que ascendían a más de 11.000 euros, incluyendo compras de dispositivos electrónicos por valor de aproximadamente 2.000 euros en una empresa online.

Tras las investigaciones, se logró identificar a los nueve individuos implicados en estas estafas tecnológicas, los cuales fueron puestos a disposición judicial como investigados. Con esta operación policial, se ha logrado desarticular una banda cibercriminal dedicada a estafar y beneficiarse económicamente a través de plataformas digitales como 'datáfonos', usurpando identidades de terceros en el proceso.