• jueves 08 de diciembre del 2022

Obtener una entrada para un concierto sin comprender sitio ni artistas, Valladolid se une Sofar Sounds

img

   El sábado comienza en la ciudad más importante una idea que aparece en Londres en 2009 y que espera tener actividad periódica tras el verano

   VALLADOLID, 15 Jun.

   Obtener una entrada para un concierto sin entender el sitio donde se festejará ni los artistas que asistirán a él, éste es el término de Sofar Sounds, una idea que aparece en Londres en 2009 y que en este momento tiene dentro Valladolid a una extendida lista de ciudades de todo el planeta.

   Mediante las comunidades y el sitio web de Sofar Sounds, el público puede saber la región en que se festejará el concierto antes de comprar su ciudad, pero no va a conocer el emplazamiento exacto hasta 36 horas antes de su celebración y se desvelará de forma exclusiva por e-mail a quienes hayan conseguido las entradas.

   Además, la concreción de una región en una localidad de tamaño medio como Valladolid tampoco basta para revelar el misterio, en tanto que las actuaciones no se festejan en las salas comunes, sino Sofar Sounds recurre a niveles "atípicos" como logren ser librerías, azoteas, galerías de arte o aun gimnasios, como reconoce su responsable para la localidad, Sandra García, en afirmaciones a Europa Press.

   En cuanto a los artistas, cada concierto va a contar con tres proposiciones de género diferente --de entre 20 y 25 minutos de duración cada una-- que deje que "todo el planeta vea alguna de un estilo que le agrade", al paso que se le da la posibilidad de arrimarse a otros menos similares a sus opciones y agrandar de este modo sus horizontes.

   En esta situación, ninguno de los ayudantes que adquiera su entrada va a poder entender quiénes actúan en el concierto hasta su comienzo, un secreto que forma uno de los más importantes atractivos de la iniciativa, como remarcan sus promotores.

   Así, el primero de los recitales de Sofar Sounds en Valladolid se festejará este sábado, 18 de junio, en la región centro a las 20.15 horas. Se trata de una primera experiencia en la ciudad más importante del Pisuerga que intenta tener continuidad tras el verano, como reconoce García, con una periodicidad que podría ser por mes y que procuraría cambiar las diferentes áreas de la región.

   Esto va a depender, como apunta su responsable, tanto de la demanda del público como de la predisposición de locales para acoger estos recitales, que de la misma los ayudantes y los artistas que deseen formar parte, tienen la posibilidad de contactar con la organización por medio de sus comunidades y su web.

   Con la incorporación de Valladolid, son ya 429 ciudades cerca del planeta que procuran, por medio de esta iniciativa diferente, hacer "instantes únicos entre artistas y espectadores en entornos poco comunes y también íntimos".

   Al llegar, el público se sienta en el suelo y tienen la posibilidad de traer cojines, mantas o esterillas, tal como su bebida --normalmente, necesitan--. Tampoco existe ámbito para "acrecentar la proximidad con el público" y "comunmente son recitales completamente acústicos".

   En Valladolid, primera localidad de Castilla y León donde se festejarán estos espectáculos, Sofar Sounds apostará por "impulsar el talento local" y trabaja con los distintos Sofar en torno a España para arrimar otros artistas a la localidad y también "impulsar a los autores valisoletanos en ellas".

   De esta manera, procuran hacer "una red de acompañamiento a los artistas emergentes en todo el país, que les deje llevar a cabo giras por las distintas ciudades españolas donde ahora tienen este emprendimiento", remarcan los promotores.

   Ciertos de estos recitales van a ser grabados para compartirse más tarde en el canal en todo el mundo de Sofar Sounds en YouTube, que cuetna con 1,3 millones de suscriptores, a fin de darlos a comprender "de manera global".

   El emprendimiento empezó con especificaciones underground en Londres en 2009. Su primer concierto se desarrolló en el salón de la vivienda de los creadores, Rocky Start y Rafe Offer, quienes pretendían "regresar a ofrecer un espacio personaje principal a la música, sin abusar del móvil inteligente y sin considerarla como sonido de fondo para pasar el momento", ha recalcado Sandra García, quien se define como música, musicóloga y agitadora cultural.

   Tiene el acompañamiento asimismo de Álvaro de la Parte, directivo de Sofar Sounds Madrid, y con la colaboración de Moraleja Films, productora audiovisual que apuesta por proyectos jóvenes que pongan en relieve la innovación cultural en Castilla y León.

   Reino Unido, Estados Unidos, Dinamarca, Bélgica, Brasil, Nepal, Corea del Sur, Azerbaiyán, Grecia, Paraguay y considerablemente más países gozan de esta red social apasionado de la música directamente donde participaron artistas de talla en todo el mundo como Varry Brava, Billie Eilish, Bastille, Delaporte, María Pelaé, el Kanka o Guitarricadelafuente.

   En España este formato de actuaciones se lleva a cabo en otras ocho ciudades como La Coruña, Bilbao, Gran Canaria, Logroño, Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia, a las que próximamente se sumarán Alicante, Granada y Murcia.

Más información

Obtener una entrada para un concierto sin comprender sitio ni artistas, Valladolid se une Sofar Sounds