Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Óscar S.M acusa: "Me quieren involucrar, pero niego cualquier responsabilidad"

Óscar S.M acusa:

VALLADOLID, 15 Dic.

El principal sospechoso y único investigado por la desaparición y muerte de la vecina de Traspinedo (Valladolid) Esther López, en su declaración este viernes ante la jueza que investiga el caso, ha vuelto a rechazar cualquier implicación en los hechos y ha asegurado que tras bajarse la joven de su coche no volvió a saber de ella.

En su declaración, el sospechoso ha mantenido su inocencia y ha afirmado que todo se trata de una mala investigación que busca inculparlo. También ha destacado que se mostró tranquilo durante el interrogatorio.

La juez Soledad Ortega ha sido quien ha realizado la mayoría de las preguntas, incluyendo cuestiones sobre el motivo de haber lavado su coche el mismo día de la desaparición y las búsquedas en Google Maps que coinciden con el lugar donde se encontró el cadáver de la víctima. El sospechoso ha negado rotundamente estas acusaciones y ha afirmado que realiza búsquedas diarias por su trabajo como dueño de una agencia de viajes.

También se le ha cuestionado sobre el ADN de la fallecida encontrado en el maletero de su coche. El sospechoso ha afirmado que los restos fueron introducidos por los propios miembros de la Guardia Civil al colocar objetos hallados en el vehículo, como las alfombrillas y la sillita de su hija.

El sospechoso ha declarado que el coche que él conducía aquella noche estaba ocupado por otro individuo y Esther López, y ha atribuido la presencia del ADN de la víctima en el maletero a través de las alfombrillas y la sillita.

Óscar también ha afirmado que no hubo ninguna discusión entre él y Esther la noche de los hechos. Según su versión, después de dejar al otro ocupante en su casa, él propuso seguir de fiesta y ella se bajó del coche para ir a casa de un amigo. Además, ha resaltado que la víctima había tomado alcohol y cocaína esa noche y que era una zona de temperaturas muy bajas.

En cuanto a las preguntas sobre el borrado de datos de la centralita de su coche y el uso de su teléfono móvil en «modo avión», el sospechoso no ha dado explicaciones. Sin embargo, ha afirmado que el supuesto golpe que la Guardia Civil atribuye a su vehículo no estaba presente cuando lo entregó a los investigadores.

Óscar ha defendido su buena relación con la víctima y ha asegurado que nunca hubo intención de mantener relaciones íntimas entre ellos. También ha expresado su aprecio hacia ella y su familia.

Por decisión de la jueza, el sospechoso seguirá en libertad bajo medidas cautelares, como la firma semanal en la Guardia Civil y la prohibición de abandonar España.