Padres acusados de múltiples fracturas en sus hijos son absueltos del cargo

Padres acusados de múltiples fracturas en sus hijos son absueltos del cargo

El juez del Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid ha absuelto a un matrimonio de origen colombiano acusado de maltratar a sus hijos cuando tenían un año y dos meses. La Fiscalía pedía 47 años de prisión para ellos. En su sentencia, el juez expresa su frustración por no haber podido determinar las causas reales de las lesiones sufridas por los menores. Sin poder descartar las explicaciones dadas por los padres para exculparse, el juez ha aplicado el principio de 'in dubio pro reo' y ha dictaminado la absolución.

El relato acusatorio presentado por la Fiscalía, aparentemente sólido, se ha visto envuelto en la incertidumbre desde el principio. El juez se siente frustrado por la falta de certeza sobre cómo se produjeron las lesiones de los menores. A pesar de contar con el hecho cierto de las lesiones, no se ha podido determinar el mecanismo causal y no se han analizado las posibles alternativas planteadas por la defensa y los acusados, explica el juez en la sentencia.

El juez reconoce su frustración por no poder conocer la verdad a pesar de un proceso largo en el tiempo. Habitualmente, se busca alcanzar una verdad procesal basada en pruebas objetivas, pero en este caso no ha sido posible. Reconoce que no se puede llegar a una verdad meramente especulativa, lo cual es un fracaso del sistema, tanto en tiempo como en dinero y emocionalmente para los implicados.

El juicio por estos hechos ha quedado visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid. La pareja ha negado rotundamente ser los responsables de las lesiones de sus hijos. El padre ha atribuido las lesiones del mayor a una deformidad previa, mientras que las del menor las ha atribuido a un atrapamiento en la cuna. La madre ha alegado que las fracturas del hijo mayor se debieron a maniobras de alumbramiento y que el hijo menor sufría desnutrición debido a su aversión a la comida proporcionada por Cruz Roja.

La fiscalía ha mantenido la acusación contra la pareja y ha solicitado penas de hasta 47 años de cárcel. La defensa, por su parte, ha pedido la absolución o en su defecto una condena por lesiones imprudentes.

Tags

Categoría

Castilla y León