• lunes 03 de octubre del 2022

Pepe Viyuela: "Un buen chiste puede tumbar a un gobierno"

img

Aunque "absolutamente nadie escapa a la falsedad", unos la tienen "mucho más creada" y emplean las comunidades como "instrumento apreciado para la patraña"

OLMEDO (VALLADOLID), 30 Jul.

El cómico y actor Pepe Viyuela bajará este domingo, 31 de julio, el telón a la XVI edición del Festival de Teatro Clásico en la Villa del Caballero, el Olmedo Clásico, con su interpretación de 'Tartufo', donde reclama el poder del humor como transformador popular, algo que, protege, Molière entendía y usaba con perfección.

"El humor es una herramienta muy vigorosa y el poder lo sabe, de ahí que siempre y en todo momento lo procura supervisar", explicó Viyuela en una entrevista concedida a Europa Press donde asegura que "un óptimo chiste tiene la aptitud de llegar a tumbar a un gobierno".

El actor apunta que en el momento de trasmitir un mensaje, la risa "es una manera muy amable de llegar" y la multitud "admira mucho el intelecto y a quien tiene felicidad", hasta el punto de emplear ese término, alén del humor, para referirse a esos "tocados por algún don divino".

En la situacion de la comedia, hablamos de "la aptitud para realizar reír y tener talento", algo que en el poder "es muy inquietante" y que Molière, de cuyo nacimiento se cumplen 4 siglos este año, "lo gozaba a raudales".

"Se había dado cuenta a la perfección de que a través del humor podía ser mucho mucho más corrosivo, mucho más eficiente en sus críticas y tener un aguijón mucho más afilado", remarca Viyuela, quien se va a subir a las tablas de la Corrala de Palacio del Caballero de la pucelana villa de Olmedo este domingo a las 23.00 horas para terminar a diez días de festival de teatro tradicional.

El intérprete ha incidido en que "una broma o un chiste bien traído molesta mucho más que una crítica beligerante", lo que enseña que "enseguida procuran ponerle coto". Frente a ello, reclama su profesión de payaso en contraposición a la "responsabilidad impuesta" que "se solicita en todo momento" y que le resulta "completamente absurda".

"De ahí que la risa se asocia con lo demoníaco o lo malvado. Si te ríes de lo mucho más sagrado, del orden predeterminado, eres un innovador", resalta Viyuela, quien protege el humor como "el antídoto contra el temor".

Viyuela va a estar acompañado en el ámbito por un elenco que completan Paco Déniz, Silvia Espigado, Germán Torres, María Rivera, Estíbaliz Racionero, Javier Mira y Jorge Machín en una producción de la compañía Focus donde el directivo Ernesto Caballero transporta la obra a una estética moderna para resaltar su vigencia.

Caballero apostó para esta versión por la traducción del artículo al español que efectuó el escritor afrancesado José Marchena (el Abate Marchena) en el siglo XIX, pero llevada a un presente que revela, a juicio de Viyuela, que Molière "prosigue andando con vaqueros y camisa".

Así, 400 años tras ver la luz, los temas abordados por el dramaturgo francés en 'Tartufo' y otras comedias reflejan "una actualidad muy palpitante que hace parecer que fueron escritas "para el día de hoy".

Este montaje con el que Viyuela y el resto del elenco está viajando por toda la geografía de españa es el primer papel que interpreta en una obra del dramaturgo francés, un reto que ha afrontado "desde el juego y la diversión" en el momento de crear su personaje, implicando a su cuerpo por medio de la gestualidad, pero "tomando siempre y en todo momento del artículo por el hecho de que es donde está todo".

Precisamente el actor comprueba la atemporalidad de ese artículo con solo echar una ojeada a esta época y ver los paralelismos entre varios individuos de el día de hoy que le han servido de inspiración y el hipócrita y estafador Tartufo desarrollado por Molière.

"Yo pienso que absolutamente nadie se libra. Nadie escapa a la falsedad, a la patraña en un instante preciso, a la hipocresía. Forma una parte de nuestro ADN, pero es verdad que entonces hay gente que lo tiene mucho mucho más creado y esos son los peligrosos. A esos es a los que existen que advertir, a los que de repente entendemos que tienen la capacidad de cualquier cosa para hallar lo que desean", advierte el cómico, que alarma de que en la actualidad aquellas personas tienen a su alcance "instrumentos valiosísimos" para conseguir sus fines.

Entre estos instrumentos, Pepe Viyuela incluye las comunidades, que dejan a "todo el que que sepa manejarlas" transformar "de un día para otro" una patraña "en una aparente verdad" y "realizar de un bulo el fundamento por el que un país se revolucione o se conmueva o se enerve".

Como ejemplo de esto, el actor cita al expresidente de Estados Unidos Donald Trump, quien "supo emplear esa aptitud para llegar a tanta gente". "Para confundirnos, mentirnos, engañarnos y llegar nada menos que a la Presidencia de entre los países mucho más poderosos de la Tierra", ha apostillado.

Aunque resalta que "es realmente difícil" sostenerse ajeno de la política, en su caso apuesta por llevarlo a cabo a través del trabajo con asociaciones y ONG, o a través de la difusión de sus críticas en productos, pero desecha ocuparse a ella de manera activa bajo unas iniciales. "Se debe tener vocación y aptitud de sacrificio para ser un óptimo político y yo no tengo ni una cosa ni otra. Estoy bien donde estoy", ha zanjado.

La obra con la que Viyuela va a visitar Olmedo este domingo exhibe a un burgués, Orgón, que ha caído bajo la predominación de Tartufo, un falso devoto que persigue apropiarse de sus recursos, para lo que exagera la devoción hasta transformarse en el directivo espiritual de su víctima. No contento con esto, el personaje principal, un "arquetipo del hipócrita" según el actor que lo interpreta, quiere asimismo casar a la hija de Orgón y cautivar a un tiempo a la segunda mujer de éste, Elmira, considerablemente más joven que su marido.

Una vez desenmascarado, tratará aun de aprovecharse de unas donaciones que Orgón le transmitió para echarlo de su casa, un aldabonazo de Molière en frente de quienes se disfrazan con algunos valores nobles en pues de su beneficio propio.

Más información

Pepe Viyuela: "Un buen chiste puede tumbar a un gobierno"