Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Presunto agresor de Ponferrada, en libertad provisional con cargos por delito contra la autoridad

Presunto agresor de Ponferrada, en libertad provisional con cargos por delito contra la autoridad

En Ponferrada, León, el Juzgado de Instrucción 1 ha decidido dejar en libertad provisional al detenido por un presunto delito de atentado a la autoridad, con la condición de no acercarse a menos de 200 metros del exalcalde y actual portavoz socialista en el Ayuntamiento, Olegario Martín, así como de la sede del PSOE en la ciudad.

El segundo detenido por su presunta implicación en la agresión ocurrida en Ponferrada también ha sido puesto en libertad después de declarar ante la Guardia Civil.

A pesar de que inicialmente se informó que ambos detenidos, de 67 años, habían sido llevados ante la justicia, posteriormente se aclaró que uno de ellos solo compareció ante la Guardia Civil y luego fue liberado, con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial cuando sea necesario.

El presunto autor de la agresión sí ha sido puesto a disposición judicial, sin que aún se haya revelado la determinación del juez instructor sobre este caso.

El delegado del Gobierno, Nicanor Sen, ha condenado enérgicamente la agresión al concejal Olegario Ramón, calificándola como un acto grave y preocupante motivado por diferencias ideológicas. Sen ha reafirmado su rechazo a la violencia en cualquier contexto, afirmando que no tiene cabida en la democracia.

Tras el suceso, la Policía Nacional ha comenzado a identificar a varias personas y a investigar si tienen relación directa con los hechos, incluyendo al presunto agresor que fue detenido.

En un llamado a la calma, el delegado del Gobierno ha enfatizado la importancia de la tolerancia y el respeto en el ámbito político, instando a que las instituciones y los partidos políticos sean ejemplos de ello. Sen ha destacado que la democracia se basa en el debate y la argumentación, y ha pedido que se eliminen los discursos políticos que fomenten la violencia y la crispación, asumiendo la responsabilidad colectiva de revertir este clima de agitación y violencia en las calles.