• domingo 25 de septiembre del 2022

PSCyL urge un plan por 14 millones para hacer mas fuerte las plantillas de sanitarios para asegurar un sistema de calidad

img

Acusa al de hoy asesor de carecer de estrategia y ponerse un límite a "soliciar cuentas al Estado" y ampararse en la carencia de expertos

VALLADOLID, 12 Ago.

El Grupo Socialista en las Cortes ha planteado al Gobierno de Mañueco y García-Gallardo la urgente necesidad de arrancar un plan para hacer mas fuerte los elementos humanos en temas de sanidad, con una cuantía por lo menos de 14 millones de euros, con la intención de asegurar un sistema público y de calidad.

Al igualmente lo que hiciese el líder socialista en la Comunidad, Luis Tudanca, sin conseguir contestación hasta el día de hoy, el representante de Sanidad del Grupo Socialista en las Cortes, Jesús Puente, volvió a mover el ofrecimiento a la Junta tras denunciar públicamente que la política de elementos humanos del presente asesor, Alejandro Vázquez, "está haciendo más débil la sanidad pública" al carecer de un plan y "ponerse un límite a soliciar cuentas al Estado y ampararse en la carencia de expertos".

A lo largo de su comparecencia en las Cortes, el representante socialista sanitario, en afirmaciones agarradas por Europa Press, reitera que que el sistema público "está bajo riesgo" en Castilla y León frente a un asesor que "no proporciona medidas y se expone inútil".

En este sentido, puso como ejemplos de la presente situación plantillas avejentadas que, en expresiones del propio asesor, solo alcanzarán la estabilidad en el colectivo de médicos desde 20125, contratos en precario por días, alta interinidad amontonada, plazas de bien difícil cobertura, incapacidad para fidelizar a nuestros expertos...e inclusive con la pérdida de graduados sanitarios que se llevan representantes de otras comunidades autónomas de nuestras universidades a coste cero.

"Se precisan mucho más elementos para revertir el desánimo de nuestros expertos, que están exhaustos", insiste Puente, quien ten en cuenta que en temas de sanidad llevamos 4 años en los que el último aumento presupuestario se logró merced a los fondos expepcionales aportados por el Gobierno central para la pelea contra la pandemia.

"Por eso, la atención sanitaria rural está bajo riesgo, la atención en centros de salud urbanos está sobresaturada, la estrategia de choque contra las listas de espera caducará en el último mes del año sin resultados importantes y la estrategia para la cobertura de plazas asistenciales de bien difícil cobertura no posee éxito", ha resumido el socialista, quien asimismo ha lamentado que en campaña el presidente de la Junta anunciase una ley para acorazar los consultorios médicos y "el día de hoy nuestro asesor dijo que no es con la capacidad de garantizar el cumplimiento del presente marco regulador de la asistencia mínima a los consultorios, en vigor desde 1992".

Por ello, Jesús Puente ha insistido en la necesidad de aprobar un plan de medidas de captación, fidelización y también incentivación de los expertos sanitarios "a todos y cada uno de los escenarios, con una dotación mínima de 14 millones de euros".

En cuanto a la resolución del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León (Tarcyl) de suspender, de manera cautelar, el trámite de adjudicación a Ambuibérica del contrato del servicio sanitario terrestre en la Comunidad, el socialista ha apuntado que hablamos de una "profecía autocumplida".

Sobre esto, Puente ha recordado que lo en este momento ocurrido ahora se venía venir en el momento en que el nuevo asesor empezó a negociar con esta compañía a fin de que se hiciese cargo del servicio.

En verdad, el representante socialista en sanidad ha apuntado que su conjunto venía denunciando "por activa y pasiva" las condiciones laborales del personal no Sacyl de la compañía y la situación donde están las ambulancias y sus servicios especialistas, "que ponen bajo riesgo la seguridad de los trabajadores y los pacientes", por eso en su día el PSCyL solicitó en las Cortes una auditoría para comprender la situación "y se hizo ni caso".

Si bien Puente admite que esa paralización no piensa el cierre del servicio, sí advierte de que los trabajadores de Ambuibérica les han movido su preocupación frente a la oportunidad de que la presente situación ponga en riesgo sus salarios.

Frente ello, el representante socialista volvió a rememorar la posición de su conjunto sobre esto: "El servicio de urgencias sanitarias terrestres en Castilla y León ha de ser público".

Más información

PSCyL urge un plan por 14 millones para hacer mas fuerte las plantillas de sanitarios para asegurar un sistema de calidad