• sábado 26 de noviembre del 2022

Retratado en estupendas condiciones el oso pardo radiomarcado en Alto Sil

img

VALLADOLID, 8 Oct.

El ejemplar de oso pardo radiomarcado en Alto Sil y en teoría objeto de un episodio de furtivismo fué retratado en estupendas condiciones, según ha señalado en un aviso la Junta de Castilla y León.

El pasado 20 de julio, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, en el marco del Plan de Captura y Radiomarcaje de Oso Pardo en Castilla y León, atrapó un ejemplar de oso pardo macho de unos 165 kilogramos de peso en el ambiente de la ciudad leonesa de El Villar de Santiago. Se trataba de un ejemplar en buena condición física, según ha añadido el Ejecutivo.

A este ejemplar se le instalaron 2 sistemas de geolocalización: un collar de tecnología GPS/GPS con 'drop-off' de liberación automática para un año y 'drop-off' de 2 capas de algodón, y otro transmisor de tecnología GPS/GPRS pegado al pelo en la parte de arriba de su costado derecho.

Ambos transmisores se recobraron en las semanas siguientes a la atrapa por personal de la Junta de Castilla y León. Uno de ellos, el que se encontraba pegado en el pelo, se desprendió al alterar el pelo en torno al 7 de agosto en el monte de la ciudad de Villaseca de Laciana y el collar se recobró el 13 de agosto en el monte de El Villar de Santiago.

Los movimientos de este ejemplar a lo largo de las semanas que se ha podido efectuar su rastreo fueron los comunes de un oso adulto a lo largo del verano, resaltando, como hecho no frecuente, su presencia recurrente en un comedero de pienso para terneros, confirmada asimismo por el plantel de las Patrullas Oso de la Junta.

El 5 de septiembre, personal no correspondiente a la Junta de Castilla y León publicó en la comunidad Twitter imágenes de las tiras de algodón ('drop-off') del collar, en las que mencionaba a un viable episodio de furtivismo del ejemplar de oso pardo radiomarcado, y también señalaba que se había puesto en conocimiento de este suceso a la Guardia Civil de Villablino por medio de la pertinente demanda.

De forma instantánea, la Junta de Castilla y León se puso predisposición de la Guardia Civil aportando toda la información del plan de atrapa y radiomarcaje de oso pardo, la información de la telemetría de este ejemplar y otros ejemplares radiomarcados, tal como fotografías del collar y también información aportada por los desarrolladores del collar y especialistas de europa en programas de radiomarcaje de osos pardos.

Gracias a los datos de telemetría y temperatura aportados por este collar, tal como los de otro ejemplar de oso pardo radiomarcado, se ha podido revisar que la pérdida del collar fue entre las 4.30 y 5.00 horas del 12 de agosto, y que a lo largo de por lo menos ámbas primeras horas desde la pérdida del collar, otro ejemplar de oso pardo continuó en la región al lado del collar desprendido.

Además de estos datos aportados por la telemetría, varios de los mayores especialistas de europa en programas de atrapa y radiomarcaje de osos, a la visión de las imágenes de las rupturas del algodón del collar, confirmaban que la razón mucho más posible de la caída del collar era la rotura por una región de debilidad del algodón, hecho en el que coindice nuestro desarrollador del collar, quien especificó que esa rotura se había podido deber a la fricción del cinturón con el algodón.

De hecho, los propios desarrolladores, a la visión de esta situación, han planteado una optimización en el sistema de producción de estos collares para eludir estas rupturas.

Además, el 22 de agosto, los equipos de la Junta de Castilla y Leon instalaron cámaras en el ambiente del comedero de terneros que se encontraba frecuentando este ejemplar de oso pardo, con el objetivo de valorar el viable accionar habituado del oso a un recurso trófico de origen humano.

Fruto de esta actuación, el 31 de agosto, se consiguieron imágenes definitivos del mencionado ejemplar en nuestro comedero, lo que desecha, por ende, cualquier episodio de furtivismo, puesto que más allá de que este oso no contaba ahora con ninguno de los 2 transmisores, todavía presentaba máculas visibles de pegamento en la parte de arriba derecha de la grupa, máculas que asimismo se habían visto en exactamente el mismo ejemplar el diez de agosto en El Villar de Santiago tras la caída del emisor de pelo días antes, pero en el momento en que todavía disponía del collar.

Desde la Junta, y en labras de dar las mayores patentizas probables, se envió toda la información libre a la Guardia Civil. También, el Ejecutivo agradece a los vecinos que conviven todos los días con el oso pardo el "esfuerzo y deber" probado con la administración y conservación de esta clase, cuya población muestra una inclinación efectiva, más allá de que prosigue en riesgo de extinción.

Igualmente, valora la colaboración y acompañamiento de vecinos, alcaldes y presidentes de las Juntas Vecinales de Omaña, Laciana y Alto Sil a la Junta de Castilla y León y al personal de las Patrullas Oso para el avance del plan de atrapa y radiomarcaje de oso pardo en Castilla y León.

Más información

Retratado en estupendas condiciones el oso pardo radiomarcado en Alto Sil

Noticias de hoy más vistas