• martes 04 de octubre del 2022

Sin sanción los 316 anuncios por ruidos gestionados por el 1-1-2 en la provincia de Valladolid por carecer de sonómetros

img

VALLADOLID, 14 Ago.

La enorme mayoría de los 316 anuncios por ruidos que ha gestionado hasta agosto el 1-1-2 en la provincia de Valladolid quedó sin sanción gracias a que los agentes de la Guardia Civil que actúan en estas ocasiones carecen de los sonómetros precisos para acreditar este género de infracciones.

"No hubo ningún género de sanción por el hecho de que no pasaron alén de anuncios, todo se ha arreglado en el instante", señalan desde la Subdelegación del Gobierno, una lectura que contrasta con la que hacen los propios guardas civiles que apuntan que si bien la ley del estruendos se infrinja en estos anuncios, "no hay forma" de sancionar al infractor al no tener el instrumento preciso para esto, lo que deriva, alertan, no solo en "secuelas graves de salud", sino más bien asimismo, "si no se resuelven", en "inconvenientes de seguridad ciudadana".

La Asociación Unificada de Guardias Civiles de Valladolid (AUGC) reitera que que la carencia de sonómetros les impide accionar frente anuncios de ruidos en la provincia, un inconveniente que perjudica a los 200.000 ciudadanos a los que presta servicio.

"Es un problemón grande el que contamos y absolutamente nadie le mete mano. La Diputación transporta desde el 2012 sin sacar la ordenanza para ayuntamientos de menos de 20.000 pobladores a la que está obligada por la Ley del estruendos de Castilla y León", comentan representantes de la Asociación a Europa Press.

Desde la Asociación apuntan que la Diputación "se ampara" en que ese servicio lo tiene contratado con la Universidad de Valladolid. "Pero eso solo puede marchar en el momento en que el estruendos se genera de manera incesante. Por ejemplo, en una factoría. Puedes llamar a la facultad a fin de que realice la medición un día y a una hora cierta pues es algo incesante", agregan desde la AUGC.

Sin embargo, el "inconveniente" llega en el momento en que el estruendos lo generan unos vecinos a las "03.00 horas", o procede de un bar "a las 06.00 horas". "Ya que ahí es muy difícil comunicar a la Universidad y mucho más si es un fin de semana", refleja. Al igual que Tráfico tiene test para realizar pruebas de alcohol y sustancia y tienen la posibilidad de sancionar infracciones, AUG demanda sonómetros para patentizar que se ha infringido la Ley del Estruendos.

En la ciudad más importante y en ayuntamientos con Policía Local, son los agentes los que usan estos aparatos y tienen la posibilidad de medir la infracción cualquier ocasión, pero en el 92 por ciento de las localidades de Castilla y León no hay este cuerpo de seguridad y a los que llaman para denunciar estas ocasiones es a la Guardia Civil, recuerda la asociación.

"Y nosotros no tenemos la posibilidad de realizar solamente que apelar a la buena intención del vecino o de la persona que está ocasionando esos ruidos. No le tenemos la posibilidad de sancionar por el hecho de que no disponemos un aparato que pruebe que está vulnerando la ley", insiste.

En este sentido, desde la AUGC repudia que este sea un inconveniente "apartado" como apuntan desde la Subdelegación del Gobierno. "Nos llega un montón de anuncios, más que nada los fines de semana, y lo único que tenemos la posibilidad de realizar es mediar. A ocasiones nos hacen caso y otros reinician sus fiestas en el momento en que nos retiramos", apunta.

En este sentido, ayuntamientos como Santovenia de Pisuerga, Mayorga, Aldeamayor, Nava del Rey, Viana o Renedo, amontonan la mayor parte de los anuncios en esta materia.

Una situación radicalmente diferente a lo que pasa en la ciudad más importante, donde la Policía Municipal sí tiene la herramienta para medir si el nivel de decibelios tipificados por la ley se sobrepasa o no.

En este sentido, desde el Ayuntamiento indican a Europa Press que, en lo que va de año, se ha anunciado cerca de cincuenta de actas relacionado con estas infracciones. Así, un total de 21 demandas fué por ejercer la actividad de bares y locales de ocio con las puertas abiertas y 28 actas de medición de estruendos que viene de bares.

Además, se han anunciado 4 actas de medición por estruendos de otras instalaciones que no son bares (imprenta, antena, calefacción, trama )

y otras tantas por canalizaciones y humos.

Más información

Sin sanción los 316 anuncios por ruidos gestionados por el 1-1-2 en la provincia de Valladolid por carecer de sonómetros