• jueves 08 de diciembre del 2022

Solicitud de 4 años por pegar con una barra al frutero denunciado por matar a un perro de una patada

img

VALLADOLID, 15 Jun.

Fiscalía de Valladolid pide una condena de 4 años de prisión para un hombre que en el tercer mes del año de 2020 asistió a la frutería del mercader denunciado en su día por matar a un perro de una patada y al que en forma de venganza, presuntamente, golpeó en la cabeza con una barra utilizando que le daba la espalda mientras que le atendía.

La víctima de la agresión, E.C.C, es exactamente la misma que en 2019 brincó a los medios tras el hecho registrado en el último mes del año de ese año en el momento en que dió una patada mortal a un perro una vez que el cánido miccionara en la testera de su comercio.

Koki, un mestizo de 14 años, murió siete días después gracias a las lesiones sufridas, situación que se tradujo en una campaña en comunidades contra el frutero que éste denunció, sin éxito, en tanto que exactamente la misma terminó siendo archivada por el Juzgado de Instrucción 6 en 2020.

Aquel episodio va a contar en este momento con una exclusiva secuela que podría sospechar una pena de prisión para quien el 13 de marzo de 2020, en un supuesto intento de tomarse la justicia por su mano, se presentó esa tarde en el lugar del frutero señalado, en la calle Fuente El Sol, en La Victoria, para cambiar cuentas por la desaparición del cánido.

El acusado, J.M.L, de manera casual pareja sentimental de la miembro de una asociación animalista, aprovechó el instante en que no había absolutamente nadie y poco antes que el lugar cerrara accedió al interior y solicitó al titular múltiples modelos que había a su espalda.

Fue entonces en el momento en que, siempre y en todo momento según la proposición del fiscal, el acusado sacó una barra metálica o afín que llevaba al efecto y dió al mercader, "en el momento en que se encontraba de espaldas, desprevenido y sin aptitud de reacción", un fuerte golpe en la parte de arriba posterior de la cabeza que le logró tambalearse, para acto seguido ofrecerle un segundo golpe en el dorso de la mano derecha con la que trataba de protegerse.

La víctima cayó al suelo donde el acusado le golpeó un par de veces mucho más en la frente, dejándole inconsciente. Acto seguido, y tras coger la bolsa con los modelos que había pedido por un valor de 18 euros y que no había comprado, abandonó el sitio.

En su escrito de calificación provisional, la acusación pública mantiene asigna tal hecho, tipificado como un delito de lesiones y otro suave de robo, como represalia por un hecho previo en el que se había visto implicado el mercader, al que imputaban la desaparición de un perro al que había propinado una patada.

Del mismo se habían hecho las comunidades y en concreto, por medio de un tweet, la asociación animalista de cuya cuenta es administradora la pareja sentimental del acusado.

A consecuencia de la agresión, el frutero, de 60 años, padeció traumatismo craneal, 2 lesiones inciso contusas en cuero cabelludo de adelante y parietal derechas y traumatismo en la mano derecha que precisaron para su curación de régimen médico.

Aparte de los 4 años de prisión y la multa de 1.080 euros, el fiscal del caso pide, en término de compromiso civil, el pago de indemnizaciones por importe mayor a los 3.000 euros a favor del damnificado, en término de lesiones y consecuencias, adjuntado con otras menores por la rotura de sus lentes y diferentes desperfectos causados en el local.

El juicio está sosprechado para finales del mes de noviembre del presente año.

Más información

Solicitud de 4 años por pegar con una barra al frutero denunciado por matar a un perro de una patada