• jueves 08 de diciembre del 2022

Trabajadores del operativo contra incendios demandan en Valladolid agrandar el tiempo de contrato asimismo a 'escuchas'

img

Estiman que las mesas de usados públicos deberían emprender las especificidades de optimización del operativo y no el Diálogo Social

VALLADOLID, 26 Ago.

Casi cincuenta de trabajadores del operativo contra incendios de Castilla y León se ha concentrado este viernes frente a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio para reclamar que se integre a los observadores o 'escuchas de incendios' entre las categorías a las que se quiere agrandar el tiempo de contrato en el contexto de las actualizaciones del operativo que se negocia en el marco del Diálogo Social.

Así lo ha señalado Roman García, trabajador del operativo que ha ejercido de representante en esta queja convocada por la Asociación de Trabajadores de Incendios Forestales (ATIFCyL) coincidiendo con la asamblea de una mesa técnica en el marco del Diálogo Social para emprender la citada optimización.

Los trabajadores se han concentrado frente a la Consejería con una pancarta primordial donde se podía leer "Mesa del Diálogo Social, ampliación época de riesgo prominente de incendios forestales, seguridad laboral del operativo terminado" y otros avisos con los mensajes "UGT y CCOO no dialogan con nosotros ¿a quién representáis?" o "la mesa del diálogo antisocial nos deja fuera".

La queja fué acompañada por chillidos de los usados, varios de ellos con su ropa de trabajo, como "muchas expresiones, cero actualizaciones"; "menos extinción, mucho más prevención" o "Quiñones, dimite, contigo el monte es triste".

En este marco, García ha señalado que hasta la actualidad, en las "supuestas novedades" que había prometido el asesor de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se dejaba fuera a los observadores de incendios en la categoría de 'escuchas' (frecuentemente situados en torretas a lo largo de la campaña), unos 250 usados.

A este respecto, ha reivindicado que se les tenga presente para la ampliación prometida para 900 trabajadores hasta llegar a 12 meses, igual que a el resto trabajadores, y que en la una parte del año que no están en las torretas logren efectuar otras trabajos de prevención en el monte, primordialmente.

García hizo extensiva la solicitud para otros colectivos, asimismo para cuadrillas de compañías privadas, y que sea "una optimización para todos", que "no haya distinciones" entre unos colectivos y otros o entre compañías privadas y trabajadores públicos.

Tras estas reivindicaciones, el representante de los trabajadores ha criticado el ámbito en el que se están realizando las negociaciones, el del Diálogo Social, donde explicó que "solo" están sentados, al lado de CEOE, CCOO y UGT.

"Comprendemos que no es el ámbito de negociación por el hecho de que los usados públicos poseemos unas mesas concretas en las que están representados otros sindicatos que tienen amplia y extensa representación en la Administración pública y la CEOE en una mesa usados públicos observamos que no posee por qué razón estar", ha asegurado.

Además, ha aclarado que lo que se está acordando en la mesa del Diálogo Social no es solo el modelo como afirma la Junta, sino más bien las "especificidades", pero ha añadido que aun el modelo es una potestad de la Administración autonómica, que debería explicarlo.

En esta línea, ha incidido en que el modelo "está anticuado y obsoleto" pues se apoya en el Plan Infocal, que es el Plan de Protección Civil frente Emergencias por Incendios Forestales, que data del año 1991, con lo que la Junta de Castilla y León "debería" iniciar por actualizar este Plan "y después, las concreciones en lo que se refiere a las actualizaciones del operativo en la parte pública en las mesas de usados públicos y, en la parte privada, si desean en la mesa de Diálogo Social".

Ramón García ha aclarado que en la queja estuvieron representados "todos y cada uno de los colectivos", si bien eminentemente los observadores, los escuchas de incendios, en los que han centrado la reivindicación.

"Más allá de que el asesor prometió que todos y cada uno de los fijos intermitentes pasarían a estar todo el año y se les quitaría] el apellido de discontinuo hasta la actualidad se dejó fuera de esa ampliación a los observadores, a los escuchas de incendios", ha insistido García, quien explicó que en la situacion de este personal se les dijo que "en algún caso podría haber una ampliación de algún mes", pero eso no era lo que se había prometido.

"Se prometió que todos y cada uno de los usados públicos fijos intermitentes", ha reiterado, tras lo que ha concretado que son tres categorías: peón de montes, conductor de autobomba y escucha de incendios.

En cuanto a la cuenta de bomberos forestales, ha apuntado que tiene unas implicaciones en lo que se refiere a seguridad y salud laboral, a capacitación, a factores reductores para la jubilación, pero es una potestad del Gobierno central, si bien ahora existen algunas comunidades autónomas que por su cuenta han reconocido esa figura como tienen la posibilidad de ser Extremadura y Andalucía.

Más información

Trabajadores del operativo contra incendios demandan en Valladolid agrandar el tiempo de contrato asimismo a 'escuchas'