• viernes 30 de septiembre del 2022

Tres meses de prisión para un enfermo siquiátrico por tocar el trasero a una menor en Valladolid

img

VALLADOLID, diez Ago.

La Audiencia de Valladolid ha impuesto una lástima de tres meses de prisión a un varón de origen búlgaro, con inconvenientes siquiátricos, por tocar el trasero a una menor de 16 años en el mes de julio de 2021 en los andenes de la estación de buses de la ciudad más importante.

El en este momento culpado, habitante en España ya hace 18 años y con antecedentes siquiátricos de años de evolución, con tratamientos y también capital siquiátricos en su país de origen y asimismo un internamiento
en 2017 en Valladolid en la unidad de Psiquiatría en un centro hospitalario de esta capital, estaba el 16 de julio de 2021, cerca de las 14.00 horas, en la región de los andenes de llegada y salida de los buses.

Fue entonces, así como considera probada la sentencia, en el momento en que el en este momento culpado se dirigió por detrás a la menor, de 16 años, le pasó la mano durante la espalda y le agarró los glúteos con la mano, cerrándola, mientras que le afirmaba si deseaba "un eurito", para apartarse a continuación, según la información del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León obtenida por Europa Press.

En el momento en que sucedieron estos sucesos el creador de los abusos presentaba una afectación de determinada intensidad de su conciencia y intención como consecuencia de un brote. De hecho, tres días después, el encausado recibió asistencia en Atención Primaria por agitación psicomotriz y entonces se le dio cita con un experto en psiquiatría para días después.

En su sentencia, la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial considera probada la autoría de un delito de abuso sexual, con la concurrencia de la eximente incompleta de perturbación psíquica, y le impone tres meses de prisión--el fiscal había pedido cinco--, inhabilitación a lo largo de un par de años y medio para cualquier profesión u trabajo, sea o no remunerado, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad, tal como la prohibición de aproximarse a la menor, su residencia, centro de estudios o trabajo a una distancia inferior a 250 metros y de estar comunicado con ella a lo largo de un par de años y seis meses.

Asimismo le impone independencia observada a lo largo de un par de años, a cumplir cuando termine la pena privativa de independencia, y siempre la realización de un programa formativo en temas de educación sexual y el abono a la perjudicada de una indemnización de 500 euros.

Más información

Tres meses de prisión para un enfermo siquiátrico por tocar el trasero a una menor en Valladolid