• domingo 25 de septiembre del 2022

Un millar de personas pide en Tábara un plan agrario de restauración para la Sierra de la Culebra

img

ZAMORA, 26 Ago.

Un millar de personas se ha manifestado este viernes en la ciudad zamorana de Tábara para reclamar a la Junta de Castilla y León responsabilidades por los incendios de la Sierra de la Culebra y medidas urgentes a fin de que el ámbito primario logre salir adelante.

Bajo el lema 'Jamás mucho más. Por un plan de restauración para el campo agrario', labradores y ganaderos, si bien asimismo vecinos de la comarca, han completado el paseo que une el pabellón municipal y la Plaza Mayor, donde se dió lectura a un manifiesto.

La manifestación, convocada por Asaja y UPA-COAG, ha servido a fin de que los representantes de los sindicatos agrarios demanden de nuevo responsabilidades políticas por la administración de los incendios de la Sierra de la Culebra, que han calcinado mucho más de 67.000 hectáreas entre los meses de junio y julio.

Aurelio González y Lorenzo Rivera, de UPA y COAG respectivamente, han señalado que, a esta altura, todavía no tuvieron contacto por la parte del asesor de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y que las asambleas "fueron de forma exclusiva con la encargada", Clara San Damián.

La batería de medidas que ofrecen los sindicatos agrarios incluye la garantía de "compensaciones ágiles y urgentes" por los daños sufridos en las explotaciones de labradores y ganaderos; el cambio urgente de la Ley de Montes, tanto nacional como de Castilla y León, a fin de que se ajuste a la climatología de hoy; o subvencionar con compensaciones a los damnificados por el aumento de daños de la fauna salvaje en las explotaciones lindantes a los incendios.

González, a este respecto, ha afeado a la administración que "a lo largo de años únicamente se ha preocupado por que haya cerdos salvajes y corzos en el monte, cargando además de esto los daños a las explotaciones" y "olvidándose" del campo primario. De hecho, han denunciado los convocantes, de momento la Junta de Castilla y León ha atendido solo a las necesidades de los autónomos de otro género de negocios del ámbito servicios, "que tienen exactamente el mismo derecho", pero no ocurrió de esta manera con el agropecuario.

En la manifestación estuvo presente asimismo Valeriano Antón, hermano de Victoriano Antón, pastor que murió a lo largo del incendio de Tábara. A él, Aurelio González le ha dedicado un reconocimiento y desveló que, hace en este momento 4 años, nuestro Antón solicitó frente a la Junta de Castilla y León "que hiciese una limpieza de las parcelas y las fincas, sin que hasta la actualidad haya tenido contestación".

Entre las demandas de los convocantes, además de esto, se ha alzado la reposición de las colmenas asoladas por el incendio, habida cuenta de la relevancia del ámbito apícola de la región; compensaciones fiscales a los labradores y ganaderos; y cambios normativos "profundos y radicales" para la restauración de la actividad ganadera en los montes.

Más información

Un millar de personas pide en Tábara un plan agrario de restauración para la Sierra de la Culebra