• domingo 25 de septiembre del 2022

Vázquez piensa que hay que estar "pendientes" y "muy observadores" frente a la séptima ola de COVID

img

LEÓN, 5 Jul.

El asesor de Sanidad, Alejandro Vázquez, ha reconocido que "hay que estar pendientes" y ver de qué manera se lleva a cabo la séptima ola de la COVID-19 y si perjudica a la actividad sanitaria.

De esta forma se ha referido este martes antes de la inauguración de la V edición de la distribución de los premios 'OAT Adherencia' conmemorada en el Complejo Asistencial Universitario de León (CAULE).

Vázquez ha reconocido que "no hubo por ahora interferencia" con la actividad ordinaria, pero puso de manifiesto la necesidad de "estar muy observadores a la evolución".

En este sentido, ha remarcado que la transmisibilidad ha incrementado "de modo fundamental", lo que se aprecia ahora en los centros de salud y lo ha ejemplarizado con las cantidades de ingresados por COVID-19 en el CAULE, que se levantan a 110 pacientes.

Además de esto, ha detallado que de estos, 70 son "con" COVID-19, al tiempo que 40 mucho más son "por" COVID-19, un número que es diferente en pacientes en las UCIs, superior en pacientes con COVID-19 a los de por COVID-19.

El asesor de Sanidad explicó que la gravedad de los pacientes ingresados "no es tan alta" como en otras fases, pero ha demandado que hay que tomar en consideración "la compromiso y la utilización de máscaras en espacios cerrados" en el momento en que se está con personas atacables.

En su estancia en León ha aprovechado para especificar que el intérvalo de tiempo estival es de vacaciones para los expertos y eso puede obligar "a llevar a cabo algunas adaptaciones para sugerir la asistencia".

Más allá de que, ha garantizado que más allá de la disminución de las camas funcionales vividas en todos y cada uno de los centros de salud de la Comunidad "se van a poner en marcha si son primordiales".

Más información

Vázquez piensa que hay que estar "pendientes" y "muy observadores" frente a la séptima ola de COVID