Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Vázquez se niega a implementar protocolo antiabortista en CyL y el PSOE exige eliminarlo de la página web de la Junta.

Vázquez se niega a implementar protocolo antiabortista en CyL y el PSOE exige eliminarlo de la página web de la Junta.

En una declaración contundente, el consejero de Sanidad de la Junta, Alejandro Vázquez, ha asegurado que en Castilla y León no se contempla la activación de ningún protocolo contra el aborto, desmintiendo así las afirmaciones hechas por el vicepresidente de Vox, Juan García-Gallardo, a principios de mes. A pesar de esto, desde el partido socialista se ha denunciado que dicho texto sigue presente en la página web de la Administración regional.

Durante la sesión en el Pleno de las Cortes, Vázquez afirmó que no se activará ninguna medida que vaya en contra de la Ley Orgánica 1/2023 de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo. Esto surge como respuesta a las intenciones de García-Gallardo de utilizar dicho protocolo para "coaccionar" a las mujeres que deseen acceder a este derecho.

El consejero ha reiterado su postura en contra del protocolo antiabortista, cuestionando las acciones de los socialistas y acusándolos de intentar interferir en el funcionamiento de la cámara. Además, ha instado a la procuradora socialista a trasladar sus peticiones a las comunidades gobernadas por su partido.

Por su parte, la procuradora ha exigido la retirada inmediata del protocolo que aún permanece en la página web de la Junta, recordando una reciente sentencia del Tribunal Constitucional que penaliza el acoso a las mujeres que buscan interrumpir su embarazo de forma voluntaria.

Patricia Urbán ha reiterado la importancia de garantizar este derecho a todas las mujeres en los hospitales públicos de la región, señalando que en la actualidad solo se ofrece en Miranda de Ebro y el Complejo Asistencial de Burgos. Destacó también la dificultad que enfrentan las mujeres al tener que recurrir a hospitales privados en Valladolid o incluso desplazarse a Madrid para ejercer un derecho reconocido por la ley.