Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Desmantelan cuatro detenidos y bloquean nueve páginas web que se hacían pasar por sitios de confianza.

Desmantelan cuatro detenidos y bloquean nueve páginas web que se hacían pasar por sitios de confianza.

La Guardia Civil de Valladolid ha detenido a cuatro personas y ha investigado a otras once por delitos de estafa, hurto, falsedad documental, usurpación de identidad, blanqueo de dinero y pertenencia a una organización criminal dedicada a realizar estafas en línea a través de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

La operación "GAMEDA" se inició en julio de 2022 después de una denuncia presentada en un puesto de la Guardia Civil en la localidad vallisoletana de Laguna de Duero. La denuncia estaba relacionada con una estafa realizada a través de la compra de productos electrónicos en un sitio web creado para tal fin.

Según la Guardia Civil, los estafadores lograron imitar de manera muy realista los estándares de confianza digital y comercio seguro en el sitio web, que ofrecía diversos productos electrónicos, principalmente videoconsolas, a precios mucho más bajos que los del mercado real.

Los autores de la estafa crearon nueve sitios web dedicados a la venta de aparatos de aire acondicionado, monopatines, videoconsolas y préstamos personales. Utilizando técnicas de ingeniería social, los criminales obtuvieron información personal de los usuarios y construyeron una historia creíble para engañar a las víctimas de acuerdo con sus características específicas.

La Guardia Civil ha identificado a 26 víctimas de estafa en todo el país, incluyendo personas que pagaron por productos que nunca recibieron, víctimas de usurpación de identidad y una persona a la que le robaron un teléfono móvil.

Además, los estafadores utilizaron el método de ofrecer préstamos personales a través de internet en una plataforma en línea, pero estos préstamos nunca se realizaron y los autores se quedaron con las comisiones económicas. También robaron documentos personales de las víctimas, que utilizaron para abrir cuentas bancarias y contratar tarjetas prepago.

Los estafadores incluso fabricaron nóminas falsas y contratos de trabajo para ayudar a sus víctimas a alquilar viviendas. En total, se estima que se estafaron alrededor de 12.000 euros.

Gracias a esta operación, se logró bloquear nueve sitios web que los estafadores utilizaban para simular páginas confiables, utilizando logotipos y textos corporativos.