Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Detenido en Valladolid por explotar a trabajadores con sueldos miserables.

Detenido en Valladolid por explotar a trabajadores con sueldos miserables.

En la ciudad de Valladolid, la Policía Nacional ha llevado a cabo la detención de un individuo que se hacía pasar por empresario, acusado de explotar a trabajadores extranjeros en situación irregular y en una situación de vulnerabilidad extrema. Este falso empresario les ofreció pagarles 45 euros por 17 horas de trabajo, pero ni siquiera cumplió con ese acuerdo, ya que no les llegaba a abonar esa cantidad.

Los empleados afectados realizaban labores de reparto de mercancía y eran obligados a trabajar desde las 06.00 hasta las 23.00 horas de lunes a sábado, sin poder disfrutar de vacaciones ni días libres.

El acusado operaba a través de una empresa unipersonal dedicada al reparto de paquetería en toda la provincia de Valladolid, de la cual su esposa era la titular. Según las fuentes policiales, el hombre se encargaba personalmente de recoger la mercancía en el almacén y, una vez cargada en la furgoneta, se la entregaba a los trabajadores irregulares para que la distribuyeran.

Además de todo esto, el sospechoso daba instrucciones a los trabajadores para que no quedaran registrados en las entregas y les indicaba qué decir en caso de ser identificados por las autoridades.

La detención se llevó a cabo como parte de la Operación 'Quilombo' de lucha contra la explotación laboral, después de una investigación iniciada en noviembre que se centró en un individuo que contrataba a personas en situación administrativa irregular y con familiares a su cargo, aprovechándose de su necesidad para someterlos a condiciones abusivas, sin formalizar contratos laborales ni darlos de alta en la Seguridad Social.

Tras prestar declaración en las dependencias policiales, el detenido fue puesto en libertad, aunque los agentes de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales confirmaron que las condiciones laborales a las que eran sometidos los trabajadores eran claramente de explotación. Una situación que pone de manifiesto la importancia de seguir combatiendo este tipo de prácticas abusivas en nuestra sociedad.