Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Gasolineras abandonadas, parte del paisaje urbano en Valladolid.

Gasolineras abandonadas, parte del paisaje urbano en Valladolid.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha denunciado la "dejadez" del equipo de gobierno por permitir que tres gasolineras cerradas y abandonadas en la ciudad sean parte del "mobiliario urbano", a pesar de que deberían estar desmanteladas al haber finalizado la concesión el pasado verano.

Estas gasolineras situadas en el Poniente, Circular y el Paseo de Zorrilla ocupan zonas peatonales y espacios públicos, lo que ha generado la preocupación de los socialistas.

En la Comisión de Movilidad del 17 de octubre de 2023, el Grupo Municipal Socialista cuestionó al equipo de gobierno municipal acerca de la concesión de estas estaciones de servicio, que había terminado el 31 de agosto del año anterior en los tres casos.

A pesar de la decisión de no volver a sacar a licitación las gasolineras, los socialistas pidieron información sobre cuándo se retirarían las instalaciones por completo y quién sería el responsable de ejecutarlo.

El concejal de Urbanismo respondió que se retirarían "lo antes posible por parte de la concesionaria", sin embargo, cinco meses después de esta respuesta, las instalaciones aún permanecen en su lugar, según denuncian los socialistas.

Ante esta situación, el Grupo Municipal Socialista planteó en la última Comisión del 12 de marzo varias preguntas con el objetivo de agilizar el desmantelamiento completo de las tres gasolineras y cuestionar la responsabilidad política en este abandono.

Según la información proporcionada por el equipo de gobierno, se dio a Repsol un plazo de tres meses para desmantelar las gasolineras, por lo que según los cálculos de los socialistas, estos trabajos deberían haberse realizado antes del 23 de febrero de este año.

Ante estas circunstancias, el concejal socialista Luis Vélez critica la "dejadez" del equipo de gobierno PP-Vox y pide una actuación inmediata para solicitar a Repsol el desmantelamiento de las tres estaciones de servicio. En caso de que la empresa no cumpla con esta obligación, solicita que el Ayuntamiento lo lleve a cabo subsidiariamente, cobrando al titular los costos correspondientes.