Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

"Carriedo alerta de posibles repercusiones por incapacidad de elaborar los PGE"

VALLADOLID, 19 Mar.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha expresado su preocupación este martes por la inestabilidad política y la falta de capacidad del Gobierno de España para elaborar un proyecto de presupuestos para 2024 a nivel nacional, lo que podría generar desconfianza en el sistema.

En la presentación de los presupuestos de la Comunidad Autónoma y del proyecto de Ley de Medidas Tributarias, Financieras y Administrativas para 2024, Fernández Carriedo ha destacado las incertidumbres del entorno en el que se presentan las cuentas de Castilla y León. Además, mencionó una reducción en las expectativas de crecimiento en la región y la persistencia de los efectos de subidas anteriores en la economía.

El consejero aprovechó la ocasión para instar al Gobierno a abordar una reforma integral del sistema de financiación autonómica junto a todas las comunidades, señalando la infrafinanciación de Castilla y León. Criticó la publicación de las balanzas fiscales y recordó que son las personas, no los territorios, quienes contribuyen al estado del bienestar.

Además, Fernández Carriedo resaltó la necesidad de una reforma del sistema de financiación autonómica en los presupuestos de la Comunidad para hacer frente a la infrafinanciación y a la alta dependencia del Gobierno central en el déficit público. También mencionó la disminución de los fondos europeos relacionados con el Plan de Recuperación.

El consejero enfatizó la importancia de los presupuestos de Castilla y León para 2024, que son los más altos de la historia y se destinan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Insistió en que la aprobación de estos presupuestos brindará estabilidad y confianza para seguir modernizando la región.

Por último, Fernández Carriedo pidió el respaldo de los procuradores para la aprobación de las cuentas, resaltando la importancia de generar oportunidades futuras y mantener una política fiscal moderada y selectiva que fomente el crecimiento económico y la creación de empleo en la región.