Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

El paro aumenta en Castilla y León con la pérdida de 11.600 puestos de trabajo.

El paro aumenta en Castilla y León con la pérdida de 11.600 puestos de trabajo.

El desempleo en Castilla y León aumentó en 7.000 personas durante el primer trimestre, alcanzando los 114.500 desempleados, lo que representa un incremento del 6,48 por ciento en comparación con el trimestre anterior, según los datos de la EPA publicados por el INE y recogidos por Europa Press.

Este aumento ha elevado la tasa de desempleo en la comunidad autónoma al 10,26 por ciento, situándola más de dos puntos por debajo de la media nacional, que se ubica en el 12,29 por ciento.

Los 114.500 desempleados constituyen la cifra más baja en un primer trimestre desde 2008. A lo largo de la serie histórica del INE, el desempleo ha aumentado en la mayoría de primeros trimestres en Castilla y León (19 veces), disminuyó en tres ocasiones y el repunte del último trimestre es el menor desde 2020.

Durante el primer trimestre se perdieron 11.600 empleos en la región, lo que representa un descenso del 1,14 por ciento en comparación con el trimestre anterior, mientras que en España la disminución fue del 0,65 por ciento, con un total de ocupados de 1.001.700 personas, la cifra más alta de ocupación en un primer trimestre desde 2009.

Por otro lado, la cantidad de activos en la comunidad alcanzó las 1.116.100 personas al cierre del primer trimestre, mostrando una disminución de 4.600 personas (-0,41 por ciento) en los últimos tres meses.

En el último año, el desempleo en Castilla y León ha disminuido en 600 personas, lo que representa una reducción del 0,54 por ciento, en contraste con el descenso del 6,54 por ciento a nivel nacional. Asimismo, se crearon 3.900 empleos, un aumento del 0,39 por ciento, nuevamente por debajo del promedio nacional (+2,98 por ciento). Por su parte, el número de activos aumentó en 3.300 personas (+0,29 por ciento), frente al incremento del 1,71 por ciento a nivel nacional.

En cuanto al desempleo por género, en Castilla y León había 64.600 mujeres desempleadas, con una tasa de desempleo femenino del 12,37 por ciento, un punto menos que la media nacional del 13,73 por ciento. Por otro lado, 49.900 hombres estaban desempleados al cierre del trimestre, con una tasa de desempleo masculino del 8,4 por ciento, en comparación con el 11,0 por ciento a nivel nacional.

En el caso de los jóvenes, el número de desempleados menores de 25 años en Castilla y León aumentó en 1.100 personas en los tres últimos meses, lo que elevó la tasa de desempleo juvenil al 31,66 por ciento.

Según el INE, el número de asalariados con contrato indefinido disminuyó en 3.100 personas en el primer trimestre en la región, mientras que el de temporales se redujo en 8.100. Después de estos ajustes, el número de asalariados se ubicó en 831.600 personas, con el 83,59 por ciento con contrato indefinido y el 16,41 por ciento con contrato temporal.

La destrucción de empleo durante el primer trimestre fue mayor en el sector privado, que eliminó 10.500 puestos de trabajo, un 1,31 por ciento menos, llegando a un total de 790.300 ocupados. Por su parte, el sector público redujo 1.100 empleos, un -0,52 por ciento menos que en el trimestre anterior, para un total de 211.300 empleos.

La cantidad de ocupados a tiempo completo se redujo en 19.800 personas (-2,25 por ciento) en Castilla y León durante el primer trimestre, hasta alcanzar los 859.900 ocupados. En contraste, los asalariados a tiempo parcial aumentaron en 8.200 personas (+6,14 por ciento), llegando a 141.700 personas.

Por sectores, el desempleo disminuyó en Parados que buscan primer empleo o han dejado su último empleo hace más de 1 año, con 2.600 menos (-4,72 por ciento); en Construcción, 600 menos (-13,4 por ciento), mientras que aumentó en Servicios, con 7.800 personas más (+20,63 por ciento); en Agricultura, con 1.200 más (+27,27 por ciento); y en Industria, con 1.000 más (+17,54 por ciento).

En otras comunidades autónomas, Baleares (+28.200), Castilla-La Mancha (+27.500) y País Vasco (+22.100) registraron los mayores aumentos en el número de desempleados, mientras que Canarias, Madrid y Ceuta tuvieron los menores incrementos, con 14.500, 14.100 y 1.500 menos, respectivamente.

En cuanto a la creación de empleo, Madrid (+44.700), Canarias (+9.800) y Asturias (+6.600) fueron las comunidades que generaron más empleo, mientras que País Vasco, Comunitat Valenciana y Castilla-La Mancha tuvieron las mayores disminuciones, con 39.200, 35.000 y 27.500 empleos menos, respectivamente.