Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Inauguración en Palencia del innovador invernadero de seguridad biológica en Castilla y León

Inauguración en Palencia del innovador invernadero de seguridad biológica en Castilla y León

La Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias del campus de la UVA en Palencia ha inaugurado este martes el primer invernadero de seguridad biológica en Castilla y León. Este invernadero será utilizado para estudios con especies patógenas invasivas y permitirá recrear artificialmente las nuevas condiciones en las que se desarrollarán los bosques y cultivos bajo la influencia del cambio climático.

En el acto de inauguración, estuvieron presentes el rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, y la consejera de Educación de la Junta, Rocío Lucas, quienes fueron acompañados por el catedrático de Patología Forestal y Coordinador del Grupo de Investigación Reconocido (GIR) en Manejo Forestal Sostenible, Julio Díez.

Este invernadero, calificado como "alto nivel de seguridad", es resultado de años de investigación especializada en análisis patógenos y su influencia en los cultivos por parte del grupo de investigación de la Universidad de Valladolid en el campus de Palencia. Este avance supondrá un gran progreso para la zona agrícola de la comunidad y posicionará a la región como referente en investigación. Además, permitirá llevar a cabo investigaciones de vanguardia con un gran impacto.

El rector de la Uva destacó el potencial del invernadero para estudiar especies patógenas invasivas, analizar de manera innovadora los efectos del cambio climático en diversas especies forestales y agrícolas, y anticipar sus consecuencias. Por su parte, Julio Díez subrayó la capacidad de la universidad para competir en la investigación y descubrir las características de los nuevos patógenos, su desarrollo y su potencial daño, algo que solo es posible en una infraestructura como esta.

El invernadero cuenta con una cubierta de vidrio dividida en cuatro módulos, cada uno de los cuales está equipado con sistemas de ventilación, sombreo exterior, refrigeración y calefacción. También dispone de varias mesas de cultivo, un sistema de riego y nebulización, un intercambiador de calor para climatizar los ensayos, un regulador de humedad y un equipo automatizado para el control climático, entre otras características.

Además, el dispositivo cuenta con una unidad de producción de CO2 para simular los futuros escenarios en los que se encontrarán los bosques en un futuro cercano. La construcción del invernadero finalizó con éxito el pasado año y desde entonces ha estado realizando pruebas experimentales con patógenos del aliso.