La Junta de CyL es acusada de beneficiarse del kilometraje "absurdo" de los empleados públicos por CSIF.

La Junta de CyL es acusada de beneficiarse del kilometraje

El sindicato CSIF en Castilla y León ha acusado a la Junta de Castilla y León de "lucrarse" a costa de sus empleados al abonarles un "ridículo" 0,23 euros por kilometro recorrido para la prestación de un servicio público que está costando dinero a los afectados. Por ello, ha exigido al Ejecutivo autonómico que enmiende sus presupuestos para 2024 con otros 2,4 millones de euros para poder elevar a 0,31 euros el pago del kilometraje.

La denuncia de este "agravio comparativo" con respecto a los empleados públicos que dependen del Estado ha sido hecha pública por responsables de CSIF tras presentar el 'Estudio Económico sobre indemnizaciones por razón del servicio JCyL'. Según el sindicato, los trabajadores al servicio de la Administración regional están adelantando por desplazarse en su vehículo privado un dinero que excede lo que luego reciben de la Junta en concepto de indemnización.

"Conseguimos que la Consejería de Presidencia elevara a 0,23 euros el pago por kilometraje y hubo entonces, en febrero, el compromiso de un incremento automático para equipararlo a los 0,26 aprobado en julio para los empleados dependientes del Estado. Pues bien, han pasado ya tres meses y la Junta no ha cumplido su compromiso", ha censurado Benjamín Castro, presidente autonómico de CSIF.

Por ello, Castro califica de "burla" lo que paga la Junta a sus empleados por utilizar su vehículo particular para prestar un servicio público. En este sentido, reitera su petición de ese incremento a 0,31 euros por kilómetro y el requerimiento de enmendar los presupuestos para 2024 con 2,4 millones de euros.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el secretario autonómico de Relaciones Institucionales y Comunicación, Rodrigo Molledo, ha justificado el incremento del abono por kilómetro recorrido en el aumento desorbitado de los precios de los hidrocarburos desde 2009. Ha criticado que la Junta "cada vez gasta menos dinero para indemnizar a sus empleados, capítulo que ha sufrido un recorte del 44 por ciento".

CSIF reclama también que se eliminen las diferencias entre grupos y subgrupos de empleados públicos a la hora de percibir esas compensaciones y que se establezca la obligación de revisar esas cuantías con carácter anual, o como máximo bianual, previa negociación con las organizaciones sindicales. "Lo contrario es una tomadura de pelo", indica Molledo.

Según el sindicato, los empleados más perjudicados son los docentes y el personal al servicio de la sanidad. CSIF apunta que la Junta se "está lucrando" a costa de sus funcionarios porque a éstos les está costando dinero trabajar, al adelantar un dinero de su propio bolsillo superior al que luego perciben.

Tags

Categoría

Castilla y León