Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

La prometedora iniciativa de Castilla y León, 'Rural Care', se presenta en Bruselas con enfoque en el cuidado de personas mayores.

La prometedora iniciativa de Castilla y León, 'Rural Care', se presenta en Bruselas con enfoque en el cuidado de personas mayores.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha presentado en el Comité de las Regiones los resultados de la iniciativa 'Rural Care', que ha servido como base del modelo de Atención en Red y que ha "superado las expectativas previstas" con un incremento de los usuarios previstos del 25 por ciento.

'Rural Care' promueve un modelo de atención centrado en la persona, que permite a los usuarios continuar residiendo en sus casas mientras reciben apoyos, servicios y prestaciones 'a la carta' en función de sus necesidades y deseos y como ha explicado Blanco no sólo se aplica en los centros residenciales "sino que se ha venido implantando en los hogares del medio rural" y se ha aplicado a los cuidados de larga duración en los domicilios particulares.

'A Gusto en Casa' señaló el camino y, en 2020 y por un periodo de tres años, se implantó el programa piloto 'Rural Care' en dos áreas de Valladolid formadas por pequeños municipios: Tierra de Campos Norte y Tierra de Campos Sur, donde residen 16.000 personas distribuidas en 64 localidades con una alta tasa de envejecimiento.

Como ha explicado Isabel Blanco, la previsión inicial era que se transformaran hasta 150 hogares en 'seguros', pero se han alcanzado los 183 usuarios, es decir "un aumento del 25 por ciento" sobre las previsiones iniciales.

Además, la consejera se ha referido al "complejo" contexto en el que se llevan a cabo estas actuaciones ya que la media de edad de los atendidos es de 82 años y un 43,1 por ciento tiene un elevado grado de dependencia.

Para la consejera, este programa 'Rural Care', ha contado con cuatro socios como son la entidad Euroepan Social Network la Diputación de Valladolid, la Universidad de Valladolid y la Fundación Personas.

Igualmente, Isabel Blanco ha puesto sobre la mesa la pretensión de la La Junta de Castilla y León de llevar a cabo la atención a mayores y dependientes a todos los rincones de la Comunidad más grande y dispersa de Europa con un expansión del modelo social autonómico pero también con una evolución cualitativa, "puesto que la manera de ser un ejemplo para la Estrategia Europea de Cuidados también es invertir en innovación tecnológica".

En la sede del Comité de las Regiones se han dado cita profesionales y expertos del ámbito de los cuidados como Zoe Tzotze-Lanara, miembro del Comité Económico y Social Europeo, ponente de la Estrategia de Personal Sanitario y Asistencia para el Futuro de Europa; Dana-Carmen Bachmann, jefa de unidad de Protección Social, Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea; Sirpa Pietikäinen, miembro del Parlamento Europeo y ponente de la Estrategia Europea de Asistencia; o Stefania Ilinca, técnico de cuidados a largo plazo de la Oficina Regional de la OMS para Europa.

De hecho, Zoe Tzotze-Lanara ha destacado el modelo de Castilla y León como ejemplo de la Unión Europea en la transformación del medio rural y en su estrategia en la lucha contra la despoblación, fundamentalmente a través de la creación de empleo y ha puesto a la Comunidad como modelo para aplicar sus programas en otros países de la UE.

Programas como 'Rural Care' "son necesarios" en la Comunidad, porque el 36 por ciento de su población reside en zonas rurales, que aglutinan a municipios que, en el 94 por ciento de los casos, no supera los 2.000 habitantes, en un territorio donde los núcleos poblacionales con ayuntamiento propio ascienden a 2.248, sin contar la gran cantidad de localidades pedáneas existentes.

Pero es que, además, el 60 por ciento de las personas dependientes y el 50 por ciento de las que padecen algún tipo de discapacidad residen en el medio rural.

Sin embargo, la tasa que realmente preocupa a Europa en su conjunto es la de envejecimiento poblacional, que en la UE alcanza el 20 por ciento y supera en un punto a la española. Es por ello por lo que el modelo de éxito de Castilla y León es plenamente exportable a cualquier país de la Unión Europea.