Caída de la demanda interna y sector agrícola frenan economía de CyL en 2º trimestre

Caída de la demanda interna y sector agrícola frenan economía de CyL en 2º trimestre

La economía en Castilla y León experimentó una "desaceleración" en el segundo trimestre de 2023, registrando un crecimiento del 2 por ciento, muy por debajo del 4,6 por ciento del trimestre anterior. Esta situación se debe a los malos resultados en el sector agrícola y ganadero, así como a una caída en la demanda interna de las familias.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, analizó los datos del segundo trimestre y destacó que, a pesar de la desaceleración, el crecimiento económico en Castilla y León sigue siendo superior al de la media española y europea. La región se mantiene como la tercera comunidad con mayor incremento interanual en su producto industrial y la primera en exportaciones.

Según Fernández Carriedo, los datos del primer trimestre superaron las expectativas del gobierno regional, que proyectó un crecimiento del 2,6 por ciento para todo el año. Los datos del segundo trimestre se alinean más con esas proyecciones iniciales, lo que eleva el crecimiento acumulado en ambos trimestres al 3,3 por ciento. Es probable que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León al finalizar el año se acerque más al 2,6 por ciento proyectado por la Junta.

El consejero también señaló que no es razonable esperar una recesión económica en 2024, aunque se reconoce que hay una fase de desaceleración económica. Esta desaceleración se debe a una contracción en el sector primario, mientras que la industria, los servicios y la construcción registraron crecimientos.

El sector primario, que incluye agricultura y ganadería, experimentó una caída del 9,6 por ciento en el segundo trimestre de 2023. Por otro lado, la industria aumentó un 2,4 por ciento, la construcción un 3,3 por ciento y el sector servicios un 2,7 por ciento.

Desde la perspectiva de la demanda, la contribución de la demanda interna al crecimiento del PIB disminuyó del 3,1 al 1,8 por ciento en el segundo trimestre. Por otro lado, la contribución del sector exterior se redujo del 1,5 al 0,2 por ciento, con un menor crecimiento de las exportaciones e importaciones totales.

El gasto en consumo final de los hogares también disminuyó en este trimestre, lo que el consejero atribuye a la pérdida de poder adquisitivo, la alta tasa de inflación y el aumento de los tipos de interés.

En cuanto a la inversión, esta varió un 3,2 por ciento en el segundo trimestre, inferior al trimestre anterior. La inversión en bienes de equipo aumentó un 3,5 por ciento, mientras que la inversión en construcción creció un 2,9 por ciento.

En resumen, la economía de Castilla y León experimentó una desaceleración en el segundo trimestre de 2023, debido a los malos resultados en el sector agrícola y ganadero y a una caída en la demanda interna. Aunque el crecimiento sigue siendo superior al promedio nacional y europeo, es probable que el crecimiento del PIB de la región se acerque más a las proyecciones iniciales del gobierno regional. Además, se observa una disminución en la contribución de la demanda interna y del sector exterior al crecimiento del PIB, junto con una disminución en el gasto en consumo final de los hogares y una variación en la inversión.

Tags

Categoría

Castilla y León