"Nueva Ley de Infancia de CyL fomenta la acogida de menores y promueve su transición a la vida independiente"

El Anteproyecto de Ley de infancia y adolescencia de Castilla y León, disponible en el Portal de Gobierno Abierto de la Junta, resalta la protección de los niños más vulnerables, especialmente aquellos con discapacidad. También se enfoca en la prevención de todas las formas de violencia en la infancia y adolescencia, abarcando aspectos como la salud, la educación y el entorno digital.

Esta ley reconoce la necesidad de abordar las nuevas situaciones y contextos generados por el avance tecnológico de las últimas décadas. Además de garantizar la protección de los menores en el ámbito digital y preservar su privacidad e imagen, promueve la educación y buenas prácticas, instando a los niños y adolescentes a respetar a la sociedad y utilizar adecuadamente los medios digitales.

La ley también contempla acciones preventivas en áreas como la cultura, el deporte, el ocio y el tiempo libre, para asegurar el desarrollo integral de los menores.

El Anteproyecto de Ley de Infancia y Adolescencia en Castilla y León ya está disponible en el Portal de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León, y se pueden presentar alegaciones hasta el 21 de octubre de 2023.

Esta nueva norma pone especial énfasis en la atención de menores que no cuentan con padres, tutores o guardadores. Busca brindarles igualdad de oportunidades a través de acogimientos familiares, en lugar de la institucionalización.

La Junta de Castilla y León ofrece incentivos económicos a las familias que decidan acoger, para cubrir gastos de manutención u otros extraordinarios. Estas bonificaciones no se consideran subvenciones ni ingresos para la familia, y no afectarán a otras ayudas o subvenciones públicas. Además, son intransferibles, inembargables y en algunos casos podrían mantenerse después de la mayoría de edad.

El Anteproyecto de Ley establece cambios en los acogimientos de menores con problemas graves de conducta, ofreciendo un enfoque positivo y de oportunidades para su educación y desarrollo personal.

La norma también incluye un apartado relevante sobre la preparación para la vida independiente de los menores en acogimiento, a partir de los 14 años. Se busca favorecer su maduración y autonomía, asegurando recursos adecuados en caso de discapacidad.

Estas acciones incluyen apoyo socioeducativo, laboral y en habilidades personales y sociales, así como aprendizaje de la gestión doméstica. Se brindará orientación y apoyo en información, motivación, resolución de problemas, asesoramiento, orientación laboral y contactos con otros recursos.

Otro aspecto destacado de la ley es la atención a la guarda con fines de adopción, evitando que el niño o adolescente permanezca en centros o conviviendo con una familia diferente mientras se resuelve judicialmente la adopción. Además, se introduce el concepto de "adopción abierta", buscando alternativas familiares y permanentes para brindar estabilidad a los menores.

Por último, la ley establece un sistema coordinado de actuación frente a situaciones de desprotección, para agilizar y mejorar los procedimientos.

Categoría

Castilla y León