Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Argüello defiende "grandes acuerdos de Estado" sobre salud mental, violencia diversa e inmigración.

Argüello defiende

VALLADOLID, 30 Jun.

El arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, ha expresado su deseo de que se puedan alcanzar "grandes acuerdos de Estado" en distintos temas que están presentes en la opinión pública y que merecen "una atención especial", como la situación demográfica, el Estado del Bienestar, la acogida de inmigrantes, "las diversas" formas de violencia o la salud mental.

En una carta redactada por el prelado vallisoletano con motivo de las próximas elecciones del 23 de julio, Luis Argüello ha recordado a los ciudadanos la importancia de participar en estos comicios teniendo en cuenta que su "participación en la vida política no termina" al depositar el voto en una urna, "sino que debe ser un compromiso sostenido en la vida cotidiana".

Asimismo, ha exigido a los políticos que traten a los ciudadanos "como adultos, que no intenten comprar" su voto "con promesas cada vez más elevadas" y que no los consideren "personas inmaduras incapaces de afrontar sus responsabilidades".

Asimismo, el arzobispo de Valladolid ha mencionado asuntos que requieren "una atención especial", como la situación demográfica, ese "problema que los sociólogos llaman invierno demográfico" para conocer las propuestas para promover la vida, qué comprensión hay de la diferencia sexual o qué valor se le da a la paternidad y maternidad.

También se ha referido al Estado del Bienestar, la educación, la sanidad, la atención a los ancianos, las pensiones y ha planteado preguntas sobre las propuestas de unos y otros, así como sobre la "salud democrática y el poder judicial" ha cuestionado cuáles son "las distintas propuestas para abordar uno de los pilares fundamentales del Estado".

En relación a lo que denomina "puntos de alarma de la vida social" que implica "el sufrimiento de muchos", Luis Argüello se ha referido a la acogida de inmigrantes, "desde su derecho a no abandonar sus países de origen hasta su acogida" en otros lugares, o a las "diversas formas de violencia" que abarcan desde los suicidios hasta los accidentes laborales y otros tipos de violencia.

Otro aspecto mencionado en su carta por el prelado vallisoletano es lo relacionado con la salud mental de la población, los problemas de soledad y la situación de las personas mayores, para los cuales considera que se necesita una respuesta adecuada a los desafíos que plantean estos temas en el presente y en el futuro.

Respecto a todo esto, Luis Argüello se siente satisfecho de que en los distintos debates electorales o en las propuestas de los diferentes candidatos "puedan surgir diferentes formas de abordar estos problemas siempre con un objetivo, el deseo de llegar a grandes acuerdos de Estado".

El arzobispo de Valladolid concluye su carta dirigiéndose a los ciudadanos y diciéndoles: "No podemos esperarlo todo de la política. Hay vida, vida social, vida cultural, vida relacional más allá de la dimensión política que tienen muchas de nuestras acciones y actividades."