Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

BBVA Research mejora proyección del PIB de CyL para 2023 al 2,5%, destacándola como la quinta mejor estimación.

BBVA Research mejora proyección del PIB de CyL para 2023 al 2,5%, destacándola como la quinta mejor estimación.

VALLADOLID, 22 Ene. - BBVA Research ha revisado al alza en una décima el PIB de Castilla y León para el año 2023 y ha situado el crecimiento en el 2,5 por ciento. Esto se debe a los últimos datos de exportaciones e industria, según los datos del Observatorio regional publicados este lunes por el banco.

De cumplirse esta estimación, Castilla y León superará en una décima la previsión para España (2,4 por ciento) y registrará, además, la quinta mejor evolución del país, tras Canarias y Madrid (3,0 por ciento en ambos casos), Baleares (2,9 por ciento) y Cataluña (2,7 por ciento).

Además, este informe sitúa la previsión de crecimiento para 2024 y 2025 en el 1,7 y en el 2,2 por ciento en Castilla y León, dos décimas por encima de la media nacional en el primer caso (1,5 por ciento) pero tres décimas por debajo de lo previsto para España en el segundo (2,5 por ciento).

En términos generales, BBVA Research mantiene en líneas generales las estimaciones de crecimiento para el año 2023 y sitúa en el 2,4 por ciento el aumento del PIB para el conjunto de España y en el 1,5 y 2,5 por ciento para 2024 y 2025, respectivamente.

BBVA ha explicado este lunes que los últimos datos de coyuntura han llevado a hacer algunas correcciones, algunas de ellas al alza, como ocurre con Castilla y León con esa décima más, y destacan los casos de Murcia (+0,3 puntos porcentuales, hasta el 2,1 por ciento) y la Comunitat Valenciana (+0,2 puntos porcentuales, hasta el 2,2 por ciento) por la fortaleza mostrada en los datos de afiliación.

En otros casos se ha procedido a realizar correcciones a la baja, como ha ocurrido con Extremadura (-0,3 puntos, hasta el 2,0 por ciento), Navarra (-0,2 puntos hasta el 1,7 por ciento) y Baleares (-0,2 puntos hasta el 2,9 por ciento), aquejados por la desaceleración en la contratación de empleados públicos, una peor evolución de la industria y un comportamiento no tan positivo del empleo, respectivamente.

De este modo, la previsión de crecimiento de Canarias y Madrid se mantiene en el 3,0 por ciento y la de Cataluña en el 2,7 por ciento. Este informe explica que los últimos datos de exportaciones e industria justifican la revisión al alza en una décima en Castilla y León (2,5 por ciento), País Vasco (2,0 por ciento) y Asturias (2,2 por ciento), aunque no es suficiente para que las últimas dos crezcan más que España.

Por el contrario, la "lenta recuperación del sector industrial" lleva a revisiones a la baja también en Cantabria (hasta el 1,9 por ciento).

En el caso de las previsiones de crecimiento del PIB de 2024 se corrigen a la baja de forma generalizada a lo largo del territorio como consecuencia, en este caso, de un aumento del consumo que se prevé menor del anticipado en el Observatorio Regional anterior.

Por efecto de la desaceleración europea, que lastra las exportaciones de bienes, y de los elevados costes energéticos, las revisiones son mayores en las comunidades industriales del norte de España, que son más dependientes del comercio internacional de bienes. Como consecuencia, aunque estas regiones continuarán, en su mayoría, liderando el crecimiento en 2024, se espera que el diferencial respecto al resto sea menor que el anticipado hace tres meses.

En 2025, la progresiva normalización de la inflación y de los costes financieros permitirán a la demanda, tanto europea como nacional, recuperarse progresivamente.

La aceleración se observará en todas las regiones, pero las comunidades del Mediterráneo con una mayor propensión al consumo y como destinatarias del turismo nacional serán las más beneficiadas, junto a algunas industriales cuya recuperación se ha retrasado (Navarra y País Vasco). Por el contrario, el resto de las comunidades retornarán de forma progresiva "a un avance más acorde a su potencial" aunque aún por encima de su media histórica.

Para 2024 y 2025 BBVA Research ha revisado a la baja en 0,3 puntos el incremento del PIB de 2024, lo que sitúa el crecimiento en 1,5 por ciento. El principal factor es el empeoramiento reciente de la actividad en la eurozona. Una parte de la industria sufre los elevados costes energéticos. Además, la incertidumbre sobre la política económica podría aumentar en los próximos meses.

Las revisiones son generalizadas a la baja en todo el territorio peninsular y sólo Baleares (0,1 puntos hasta el 1,6 por ciento en 2024) y Canarias escapan de esta tendencia, aunque dejarán de ser las comunidades que lideren el crecimiento de la actividad que encabeza País Vasco con el 1,9 por ciento.

Tras la desaceleración de 2024, BBVA Research vaticina una aceleración de la actividad para 2025, cuando el crecimiento podría aumentar hasta el 2,5 por ciento, en línea con la recuperación de la Unión Europea.

Se espera una mejora generalizada por el avance del consumo interno y de la demanda europea, que arrastrará también a la inversión, que arrastrará también a la inversión. Como consecuencia de lo anterior, liderarán el crecimiento las comunidades destinatarias de turismo nacional: Comunidad Valenciana, con el 2,6 por ciento; Cataluña, con el 2,7 por ciento; Comunidad de Madrid, con el 2,6 por ciento, y Andalucía, con el 2,5 por ciento, pero también algunas industriales y exportadoras que menos han avanzado hasta ahora: Navarra (2,7 por ciento) y País Vasco (2,7 por ciento).

Tras años de fuerte crecimiento y con transformaciones aún pendientes, el oeste peninsular retorna a un menor crecimiento, más acorde a su potencial: Asturias (2,1 por ciento), Castilla y León (2,2 por ciento) y Extremadura (2,6 por ciento) tendrán un crecimiento "más débil", pero aún superior a su media histórica y que les permitirá continuar el proceso de convergencia en PIB per cápita.