Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Casi 2 millones de ciudadanos de CyL acudirán a las urnas, con 77 mil nuevos votantes.

Casi 2 millones de ciudadanos de CyL acudirán a las urnas, con 77 mil nuevos votantes.

Las elecciones municipales en Castilla y León se celebrarán el 28 de mayo y contarán con la participación de 1.932.912 ciudadanos. Este número incluye a 77.387 nuevos votantes desde la última cita electoral en mayo de 2019 y 68.592 nuevos votantes desde las elecciones a Cortes Generales de noviembre del mismo año.

El plazo para votar por correo se extiende hasta este jueves, 25 de mayo. Hasta el momento se han presentado 76.591 solicitudes, de las cuales 62.849 han sido votos presenciales y 13.742 telemáticos.

La celebración de estas elecciones ha sido garantizada por el operativo de la Administración Central el cual ha sido presentado en un acto al que asistieron la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones; la subdelegada, Alicia Villar; y el secretario general, Javier Pérez.

El objetivo será elegir un total de 12.511 concejales en 2.248 municipios, de los cuales 2.209 son Entidades de Ámbito Territorial Inferior al Municipio (EATIM). De las 2.248 localidades, un total de 50 de ellas no tienen candidatos y deberán llevar a cabo elecciones parciales dentro de seis meses.

Las localidades sin candidatos que necesitarán elecciones parciales se encuentran principalmente en León y Burgos, pero también en Palencia, Segovia y Soria. El operativo dispuesto para estas elecciones incluirá un total de 4.683 mesas electorales, 151 menos que en las elecciones de 2019. En cuanto a la seguridad, se ha desplegado un total de 9.835 efectivos, un 7 por ciento más que en las elecciones locales, autonómicas y al Parlamento Europeo en 2019.

Virginia Barcones ha destacado que se han recogido solicitudes de intérpretes de signos para miembros de mesa y hay 71 locales electorales con accesibilidad cognitiva en toda Castilla y León.

Finalmente, entre el viernes y el domingo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado intensificarán las medidas de seguridad en "infraestructuras críticas".