Detenido por quedarse varado en la A-62, en Soria, y enfrentar a la Guardia Civil con una navaja

Detenido por quedarse varado en la A-62, en Soria, y enfrentar a la Guardia Civil con una navaja

SORIA, 12 Ene. - La Guardia Civil detuvo a un hombre de 30 años después de amenazar a los agentes con una navaja cuando su vehículo se quedó sin combustible en la A-2, en Medinaceli, Soria.

Varios usuarios alertaron alrededor de las 06:40 horas del día 11 de enero de 2024 sobre un automóvil detenido en el Kilómetro 149 de la A-2 en dirección a Zaragoza, cerca de Medinaceli, según informó la Subdelegación del Gobierno en Soria.

El vehículo estaba sin luces y sin señalización, ocupando parte del arcén y carril derecho de la autopista. En respuesta a la situación, acudieron al lugar miembros de la patrulla de Tráfico de la Guardia Civil de Arcos de Jalón.

Una vez en el lugar, después de asegurar la zona, los agentes observaron que el vehículo tenía daños considerables en el lado izquierdo, probablemente ocasionados por el roce con un camión al no poder evitar el citado automóvil.

Al acercarse al vehículo para verificar el estado de sus ocupantes, los agentes se encontraron con un hombre de unos 30 años que portaba una navaja de grandes dimensiones y amenazaba a los Guardias Civiles con ella.

La Guardia Civil, después de solicitar la intervención del personal del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible (MITMA) para cortar el carril derecho y garantizar la seguridad de todos los usuarios, pidió el apoyo de otras patrullas con el objetivo de identificar al conductor y esclarecer las causas de su comportamiento.

El vehículo estaba detenido en la autopista debido a que se había quedado sin combustible.

El conductor se negó a abandonar el vehículo tras la llegada de otras patrullas. Además, se estaba autolesionando con su propia navaja y debido a su estado de agitación y violencia, se necesitaron hasta cinco agentes para reducirlo y proceder a su detención.

Una vez trasladado al centro médico de Medinaceli, se le encontraron cortes leves. También se atendió a uno de los Guardias Civiles por heridas en la mano causadas por la rotura de los cristales del vehículo durante la detención.

Después de ser llevado al cuartel de Medinaceli, se realizaron pruebas de alcohol y drogas. En el interior del vehículo se encontraron restos de un polvo blanco que podría ser cocaína y utensilios para consumirla.

Por estos motivos, se le investiga como presunto autor de un delito de desobediencia grave a agentes de la autoridad y un delito de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas.

Tags

Categoría

Castilla y León