El Tribunal Constitucional rechaza recurso de condenado en el polémico caso Arandina.

El Tribunal Constitucional rechaza recurso de condenado en el polémico caso Arandina.

El Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado estudiar la solicitud de amparo presentada por uno de los condenados en el caso Arandina, argumentando que carece de especial trascendencia constitucional.

La sentencia del Tribunal Supremo (TS) que aplicó la Ley Orgánica de Garantía Integral de Libertad Sexual, conocida como la ley del 'solo sí es sí', ha sido objeto de recurso por parte de uno de los condenados. Sin embargo, el TC ha decidido rechazar su admisión a trámite, como se establece en la Ley Orgánica del TC.

En esta inadmisión a trámite, los magistrados de la Sección Cuarta del tribunal de garantías han emitido una providencia en la que desestiman el escrito presentado por la defensa de Víctor Rodríguez, al no considerar que tenga especial trascendencia constitucional.

Es importante destacar que esta decisión se ha tomado sin entrar en el fondo del asunto ni valorar la actuación del Tribunal Supremo. En dicha sentencia, Rodríguez fue condenado a nueve años de prisión.

El jugador había presentado un recurso de amparo contra la sentencia del TS de noviembre de 2022, en la que se modificó su condena de tres años de cárcel impuesta por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León. En su recurso, Rodríguez solicitaba su absolución, pero el Tribunal Supremo desestimó su petición y estimó parcialmente el recurso presentado por la Fiscalía, reduciendo la condena a nueve años debido a la aplicación de la ley del 'solo sí es sí'.

El Tribunal Supremo justificó la imposición de una pena inferior a la que correspondía antes de la entrada en vigor de la ley impulsada por el Ministerio de Igualdad, ya que resultaba más beneficiosa para el condenado. Esta fue la primera vez que el Supremo se pronunció públicamente sobre la ley, que entró en vigor el 7 de octubre de 2022.

Es importante recordar que la primera sentencia del caso Arandina fue dictada en diciembre de 2019 por la Audiencia Provincial de Burgos, que condenó a los tres futbolistas a 38 años de cárcel cada uno como autores y cooperadores necesarios de un delito de agresión sexual cometido contra una menor dos años antes.

Según lo probado, la víctima, de 15 años en ese momento, acudió al piso en el que vivían los tres jugadores en Aranda de Duero, donde ocurrió la agresión sexual. La menor no pudo reaccionar debido a la diferencia física entre los condenados y ella, y al actuar los tres sobre ella de manera sorpresiva y con la luz apagada.

Esta sentencia fue recurrida y el TSJ de Castilla y León, en marzo de 2020, calificó los hechos como abuso sexual, rebajando las penas. En el caso de Rodríguez, la pena fue fijada en tres años de prisión.

El tercer condenado fue absuelto por el tribunal castellano-leonés del delito ocurrido en el salón de la vivienda, aunque la Audiencia de Burgos ya lo había absuelto de los hechos sucedidos en su habitación.

Según la segunda sentencia, la víctima relató que en el salón de la casa tuvo relaciones sexuales con los tres jugadores debido al miedo y, posteriormente, mantuvo una relación sexual completa con uno de ellos en su habitación.

El Tribunal Supremo considró que el relato de hechos probados "evidencia la realidad de los actos de contenido sexual realizados por los condenados con una menor de 16 años, lo cual es incontestable y se basa en la declaración de la víctima".

Con la ley del 'solo sí es sí', el delito de agresión sexual incluye lo que antes se consideraba abuso sexual, ampliando así la horquilla penal. Además, el Supremo decidió eliminar la atenuante de cercanía de edad y madurez entre los condenados y la víctima, y afirmó que no encontró evidencias de la existencia de intimidación en los hechos probados.

Esto marca el fin del proceso judicial para Víctor Rodríguez, ya que el TC ha rechazado su solicitud de amparo.

Tags

Categoría

Castilla y León