Fernández acusa a la Junta de adoptar medidas letales en residencias durante la pandemia de Covid que resultaron en pérdidas de vidas.

Fernández acusa a la Junta de adoptar medidas letales en residencias durante la pandemia de Covid que resultaron en pérdidas de vidas.

VALLADOLID, 20 Sep.

El procurador de Unidas Podemos, Pablo Fernández, ha acusado a la Junta de llevar a cabo durante la pandemia de Covid-19 "políticas asesinas" en las residencias de ancianos, lo que ha llevado al PP a rechazar dichas acusaciones y exigir al procurador que retire estas palabras del diario de sesiones de las Cortes.

Durante su intervención para respaldar una Proposición No de Ley (PNL) enfocada en realizar un "cambio radical" en el modelo residencial, Fernández ha recordado que durante los dos meses más difíciles de la pandemia fallecieron en la Comunidad, según sus datos, 2.338 personas mayores con COVID, "más del 70 por ciento de ellos en residencias".

Según el procurador de Unidas Podemos, esto ocurrió como resultado del "protocolo de la vergüenza" que, según ha relatado, la Junta implementó dando instrucciones de no trasladar a los ancianos de las residencias a los hospitales, provocando su muerte de manera indigna.

"La única responsabilidad de asesinar, de enviar a la muerte a más de 2.000 personas mayores, fue del PP, que dio la orden expresa de no trasladar a los ancianos de las residencias a los hospitales, condenándolos a la muerte, fue el Partido Popular", ha defendido Fernández.

Estas declaraciones llevaron a que la procuradora del PP, María de las Mercedes Cófreces, tomara la palabra desde su escaño para solicitar al representante de Unidas Podemos que retire esas palabras, a lo que el procurador Pablo Fernández matizó señalando que se llevaron a cabo "políticas asesinas", una afirmación que la procuradora del PP volvió a pedir que se retirara, pero que finalmente no fue aceptada por el representante de UP.

En respuesta a esta afirmación, el procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, quien también ejerce como médico, mencionó en una intervención posterior sobre otro tema que en ningún caso recibió instrucción de no trasladar a los ancianos, algo que, según explicó, quedó a criterio médico de la Junta. "Nunca se me dijo que estaba prohibido trasladar", concluyó.

De manera similar, el procurador de Ciudadanos, Francisco Igea, quien también intervino en relación con una PNL sobre el lobo, se refirió al asunto, ya que durante la pandemia él y su partido eran responsables de la Vicepresidencia de la Junta y de la Consejería de Sanidad. "Durante esos meses hicimos todo lo posible por disminuir el daño, y no se puede decir que hubo políticas asesinas, hubo políticas para intentar disminuir el daño", defendió.

Este tema fue el centro del debate en torno a la Proposición No de Ley presentada por Fernández, que finalmente fue rechazada con los votos en contra del PP y Vox, a pesar de contar con el apoyo del PSOE y UPL-Soria Ya.

El objetivo de la iniciativa, según explicó Pablo Fernández, era lograr un "cambio radical" en el modelo residencial de Castilla y León para corregir la actual situación en la que "más del 70 por ciento de las plazas residenciales en la Comunidad son privadas".

El representante de Unidas Podemos también se refirió al Proyecto de Ley presentado por la Junta sobre este tema, que insiste en una "vorágine privatizada". "Dejan a las personas mayores y a sus familias a merced de sus condiciones económicas, fomentando esa privatización y profundizando en la desigualdad de un servicio que debería ser igual para todos los ciudadanos, independientemente de su capacidad adquisitiva y de sus ingresos", dijo.

Ante esta situación, Fernández propuso un cambio de paradigma para que lo público sea la norma general y lo privado sea lo excepcional, además de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del sector.

Sin embargo, el procurador de Vox, Miguel Suárez Arca, se mostró en contra de la iniciativa de Unidas Podemos y utilizó una serie de calificativos imitando el estilo que suele emplear Pablo Fernández, algo que luego fue criticado por este último.

"Estas propuestas, en apariencia bien intencionadas y bondadosas, provienen de aquellos que abrazan abiertamente la ideología más deplorable, abyecta, atroz, execrable, aberrante, maligna, vomitiva y genocida de la historia de la humanidad", afirmó Suárez Arca.

Para Suárez Arca, el modelo propuesto por Unidas Podemos es el de aquellos que "desean abolir la familia, que conspiran para romper España y que aborrecen la civilización".

Finalmente, la procuradora del PP, Noemí Rojo Sahagún, insistió en que la PNL es una "repetición" de la presentada en 2020 y la calificó como un "claro ejercicio de vagancia y oportunismo".

"La calidad del servicio, la prioridad y la urgencia de la atención no se verán afectadas por la contribución económica del usuario. No ha habido, no hay y no habrá un retroceso de derechos, y mucho menos de este tipo", aseguró, garantizando que esta PNL "afecta directamente" a uno de los ejes fundamentales de "todas" las políticas del Gobierno.

Tags

Categoría

Castilla y León