Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Mañueco pierde la moderación cuando se agravia a CyL y Tudanca lo ve como un "Caballo de Troya" de Vox.

Mañueco pierde la moderación cuando se agravia a CyL y Tudanca lo ve como un

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha afirmado ser un líder "moderado" en la aplicación de políticas "eficaces y útiles" para buscar el diálogo y la colaboración con todas las partes. Sin embargo, pierde esta moderación cuando se "agravia" a la comunidad.

El portavoz del PSOE, Luis Tudanca, ha criticado la actitud del presidente de la Junta, a quien ha señalado como "Caballo de Troya de la entrada de la extrema derecha en las instituciones de este país". Tudanca se preguntó qué considera como "moderado" el presidente de la Junta cuando dedicó "una peineta" a la Cámara, y le exigió que se disculpe por ello.

Fernández Mañueco ha defendido que su moderación se basa en la aplicación de políticas "eficaces y útiles", y ha aclarado que pierde esta moderación cuando se perjudica a Castilla y León. "Ante los agravios a Castilla y León, yo no soy una persona moderada, porque desde luego lo que tengo claro es que voy a defender siempre los intereses y las personas de Castilla y León, si moderado es aguantar callado los insultos o los agravios a Castilla y León", ha afirmado el presidente.

El líder socialista insistió en que Fernández Mañueco "no está a la altura de Castilla y León" al no pedir perdón a la gente de la comunidad. "Se vuelve a poner el traje de moderado cuando hace un año tuvo el dudoso honor de ser el primer presidente de ser investido con los votos de las extrema derecha", ha defendido.

El presidente de la Junta ha lamentado que el "alumno aventajado del 'sanchismo'" se dedique a "dar lecciones de moderación". Así, ha defendido que obra de un gobierno "moderado" es pactar las 35 horas semanales para los funcionarios, el "incremento" de ayudas para acceso a la vivienda de jóvenes, garantizar acciones de "salud mental", el "cheque bebé", "más" ambulancias o "menos listas de espera", entre otras cuestiones a las que ha sumado la "bajada de impuestos".

Por su parte, el líder socialista se ha preguntado si es moderado el "protocolo antiaborto", "cargarse" el Diálogo Social", "insultar" a mujeres con discapacidad o declarar BIC monumentos de homenaje a una "dictadura". Además, ha afirmado que Fernández Mañueco no cuenta con el respaldo "ni de su propio partido", recordando la ausencia del presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, a la investidura o las declaraciones de la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, en las que ha defendido su intención de no pactar con Vox tras las elecciones de mayo.

En resumen, el debate entre el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el portavoz del PSOE, Luis Tudanca, se centró en la moderación y en la defensa de los intereses de la comunidad. Mientras Fernández Mañueco defendió su moderación y su compromiso con el bienestar de los ciudadanos, Tudanca criticó su actitud y su supuesta falta de respaldo incluso dentro de su propio partido.