Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Se solicita una condena de 25 años de prisión por el homicidio de Paloma y cadena perpetua revisable por el crimen de India.

Se solicita una condena de 25 años de prisión por el homicidio de Paloma y cadena perpetua revisable por el crimen de India.

El caso del asesinato de Paloma P. y su hija, India, en enero de este año, continúa avanzando y las calificaciones de las distintas partes ya han sido presentadas. La Fiscalía de Valladolid, junto con las tres acusaciones particulares y la popular, representada por la Asociación Clara Campoamor, solicitan una pena de veinticinco años de cárcel para David M.L. por el asesinato a cuchilladas de su pareja y prisión permanente revisable por la muerte de la hija de esta última. Las calificaciones han sido presentadas de cara al juicio con jurado popular, en el cual las acusaciones no dudan en imputar a David M.L. dos delitos de asesinato y pedir las penas máximas correspondientes.

El caso ha sido objeto de atención mediática desde el principio, y recientemente, el pasado 22 de noviembre, se vivió un momento de tensión en los Juzgados durante la declaración de David M.L. Anteriormente, el detenido se había negado a declarar, pero su nueva defensa solicitó una testifical en la que alegó no recordar nada de los acontecimientos debido a una sustancia que supuestamente le habían proporcionado. Sin embargo, el testigo propuesto no ratificó esta versión, afirmando que sí estuvo con el acusado, pero que no vio consumir drogas.

Entre las pruebas practicadas destaca un informe forense que indica que el acusado no presenta ninguna patología mental y es plenamente imputable. Además, en el auto de ingreso en prisión, dictado en enero, el juez señala que existen "indicios serios y racionales de que el detenido ha participado en los hechos a título de autor" y destaca la "especial brutalidad" de la agresión. Por todo ello, se considera que la medida cautelar de prisión es proporcional a la gravedad de los hechos y necesario para evitar riesgo de fuga.

El doble crimen ocurrió en la madrugada del 23 de enero, cuando el autor informó a un cuñado de lo sucedido por teléfono. La policía acudió rápidamente a la vivienda de la pareja, encontrando a Paloma e India ya fallecidas y al presunto responsable herido.