Estudiante transexual del IES Antonio Tovar enfrenta potencial pena de prisión de un año por supuesto delito de odio

Estudiante transexual del IES Antonio Tovar enfrenta potencial pena de prisión de un año por supuesto delito de odio

Un individuo identificado como A.E.L. podría enfrentar una condena de un año de cárcel por un supuesto delito de odio cometido en febrero de 2022 contra una estudiante transexual del IES Antonio Tovar en Valladolid. Según informaron fuentes jurídicas a Europa Press, el acusado habría abordado a la víctima a la salida del instituto, profiriendo calificativos vejatorios, e incluso la habría agredido físicamente al tirarla al suelo.

El caso será tratado el próximo 4 de diciembre en la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia de Valladolid. La Fiscalía acusa a A.E.L. de un delito de odio y otro delito leve de lesiones, por los cuales solicita un año de prisión y multas económicas. Además, se pide su inhabilitación especial por más de cinco años en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre.

Los hechos ocurrieron el 10 de febrero de 2022, alrededor de las 14:15 horas, cuando el acusado, junto a otros dos menores que están siendo juzgados por separado como menores de edad, se encontró con la víctima en las inmediaciones del instituto. En ese momento, A.E.L. habría dirigido expresiones vejatorias hacia la estudiante transexual, utilizando términos despectivos como "travesti" y "maricón". Estos comentarios, supuestamente, tenían como objetivo denigrar a la víctima, quien se encontraba en proceso de transición de género.

Según se ha informado, la víctima ya había comunicado previamente al personal docente del centro educativo situaciones similares de acoso. Sin embargo, el acoso y las agresiones continuaron. La víctima decidió seguir su camino, pero su reacción en voz baja fue escuchada por un grupo de chicas amigas de los agresores, quienes tomaron conocimiento de la situación.

Al parecer, el grupo agresor persiguió a la estudiante transexual hasta la calle Ecuador, donde lograron alcanzarla. La sujetaron del cuello, la tiraron al suelo y la golpearon, mientras continuaban profiriendo insultos hacia ella. Además, le rompieron los auriculares que llevaba puestos, los cuales fueron evaluados en 20 euros.

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió contusiones cervicales y en la región malar derecha, por las cuales tuvo que recibir atención médica y Sacyl reclama gastos de 128 euros.

Tags

Categoría

Castilla y León